Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vicente Ferrer y el pueblo de Madrid reciben el premio Convivencia

El jurado del Premio Convivencia de la Fundación Profesor Manuel Broseta decidió ayer por unanimidad galardonar al pueblo de Madrid por "su actitud ejemplar tras los actos terroristas del 11 de marzo", y al ex jesuita Vicente Ferrer por su labor humanitaria. El presidente del Senado, Javier Rojo, que presidió el jurado de la décimotercera edición del premio, explicó que el pueblo madrileño "representó muy bien a la sociedad española en su conjunto, que se identificó con él". Además, destacó que el galardón busca reconocer el "comportamiento del pueblo de Madrid en relación a los valores de solidaridad, el respeto y la convivencia" y cómo mostró a los ciudadanos "de qué manera deben comportarse y de qué forma se debe actuar ante momentos tan complicados", como los que siguieron a los atentados que costaron la vida de 192 personas. Ésta es la segunda ocasión en que el premio no recae en una persona, sea física o jurídica, ya que en la edición de 1999 fue concedido a la localidad vizcaína de Ermua como reconocimiento de su valentía en la defensa de la Constitución Española y del pluralismo.

Respecto a Vicente Ferrer, Rojo destacó que es un "ciudadano universal que ha dedicado toda su vida a los demás, de forma callada y rebelándose contra la injusticia". Ferrer, ex jesuita, cooperante y Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1998, fundó el Consorcio para el Desarrollo Rural en la India y la Fundación Vicente Ferrer, que permite apadrinar niños indios y asegurarles alimentación, enseñanza y atención médica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de diciembre de 2004