Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSE aprobará en marzo un programa electoral "vasquista y ambicioso"

Los socialistas vascos iniciaron ayer la serie de reuniones que pretenden mantener hasta el mes de marzo con sectores educativos, sanitarios, de la tercera edad, medioambientales y otro tipo de colectivos sociales, para preparar un programa electoral de corte "progresista, vasquista y autonomista" para las autonómicas de mayo. Las aportaciones de todos estos sectores se plasmarán en los compromisos que el PSE-EE aprobará en una Conferencia Política, prevista para el 5 y 6 de marzo de 2005.

Los socialistas vascos siguen con sus preparativos de la próxima contienda electoral con dos fechas relevantes. Por un lado, la difusión durante la segunda quincena de diciembre de su propuesta de reforma del Estatuto, cuyo borrador ultiman ya el ex diputado general de Álava Emilio Guevara a los ex dirigentes del PSE-EE Ramón Jáuregui y Jon Larrinaga, entre otros. "Una reforma del Estatuto que tiene en cuenta lo que hemos conseguido hasta ahora, unas políticas progresistas para avanzar en mayores cuotas de bienestar y en mejorar la calidad de vida", precisó el líder del PSE, Patxi López.

La segunda fecha de referencia en el diseño de precampaña del PSE se traslada a marzo, con la aprobación del programa electoral, que los socialista pretenden plantear como un "contrato" con los ciudadanos vascos y con la "mayoría social" favorable a la alternancia política. "Una alternativa no sólo de los socialistas vascos", subrayó López, sino de todos los que creen que "es posible otra forma de construir el país y de gobernar", pensando en los ciudadanos. Fuentes de la dirección han asegurado que van a ser especialmente ambiciosos en su programa, con promesas electorales en materias socioeconómicas y de vivienda "arriesgadas y comprometidas".

Críticas al 'sí' del PNV

Tanto socialistas como populares coincidieron ayer en criticar al PNV por defender el a la Constitución europea con el argumento de que un apoyo al Tratado de la UE "supone más Euskadi y menos España". El PNV reúne a su Asamblea Nacional mañana para sancionar la apuesta de su ejecutiva en favor de respaldar la Carta Magna europea en el referéndum del 20 de febrero.

Socialistas y populares consideraron que no hay nada más contradictorio con la Constitución española que el plan Ibarretxe. "El plan Ibarretxe no cabe en la Constitución europea", indicó López. "La Constitución europea consagra la Europa de los ciudadanos, representados a través de los Estados", dijo, "no la de las soberanías excluyentes, ni la de los pueblos". El Partido Popular, por boca de su secretario general, Carmelo Barrio, señaló que, "si el PNV quiere sumarse a la construcción de la UE y apoyar su Constitución, la única opción coherente que le queda es retirar el plan independentista del lehendakari".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de diciembre de 2004