Reportaje:

Contra el ruido irresponsable

El Ayuntamiento inicia una campaña de sensibilización con el lema 'Madrid necesita descansar'

Madrid, como cualquier otra gran ciudad, es un lugar en el que los ciudadanos tienen que convivir con toda clase de ruidos molestos. Sin embargo, el Ayuntamiento lo tiene claro: la capital "no es ruidosa, lo son sus ciudadanos, así como los que nos visitan por trabajo, ocio o para hacer compras". Por lo tanto, según el Consistorio, la única forma de evitar que la ciudad continúe siendo un lugar de difícil descanso es que los madrileños "contribuyan a disminuir la contaminación acústica y, en definitiva, a mejorar la calidad de vida de todos".

La Concejalía de Medio Ambiente y Servicios a la Ciudad presenta una campaña que, bajo el lema "Madrid necesita descansar", tiene como objetivo "concienciar a los madrileños de que la contaminación acústica es un problema de todos".

"El ruido no sólo proviene de los atascos o las obras", explica Ángel Sánchez, director gerente de Bioversidad y Agenda 21; "por ejemplo, también nos impiden descansar los vecinos que escuchan música o ponen la televisión a todo volumen".

El protagonista elegido para presentar esta iniciativa, un bebé acosado por todo tipo de ruidos molestos, representa "al madrileño más sensible a la contaminación acústica y el más indefenso contra ella", según Sánchez, "y que representa de forma muy expresiva los efectos que el ruido tiene sobre todos nosotros".

Esta iniciativa municipal de sensibilización, que consta de cuatro campañas, cuyo coste es de más de un millón de euros, según el Ayuntamiento, se emitirá "en breve", según Sánchez, en diferentes medios de comunicación hasta poco antes de Navidad. La campaña continuará a partir de febrero de 2005, a la que seguirán otras dos series en el último trimestre del año que viene y una última a principios de 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 14 de noviembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50