Gauguin bate su récord con 'Maternidad II', vendida por 30,7 millones de euros

Obras de Modigliani, Mondrian y Moore baten también sus marcas en Nueva York

El mercado del arte goza de buena salud. Tras haber alcanzado cifras excepcionales en primavera, las subastas neoyorquinas lo han vuelto a confirmar por segunda vez en la misma semana. Paul Gauguin, Amedeo Modigliani, Piet Mondrian y Henry Moore fueron cuatro de los seis artistas que consiguieron el jueves batir sus propios récords en una subasta celebrada en Sotheby's en la que se recaudaron 194,28 millones de dólares. Maternidad II, un cuadro del periodo tahitiano del pintor francés Gauguin, se vendió por 39,2 millones de dólares (30,7 millones de euros).

Maternidad II, de Gauguin (París, 1848-Atuona, 1903), alcanzó la cifra más alta de sesión celebrada el jueves, que además disparó el récord anterior de este artista, que permanecía en 24 millones de dólares desde 1989, cuando la misma casa de subastas vendió Mata Mua. No obstante, Maternidad II no llegó a alcanzar las optimistas previsiones de Sotheby's, que aspiraba a conseguir entre 40 y 50 millones de dólares por la obra. Hasta la fecha, el cuadro más caro de la historia es Muchacho con pipa, pintado por Picasso en 1905 y vendido el pasado mes de mayo también en Sotheby's de Nueva York por 85,6 millones de euros.

La obra de Gauguin vendida el jueves fue realizada alrededor de 1899 en la Polinesia, cuando su joven amante de 17 años estaba a punto de dar a luz al hijo de la pareja. Es una de las escasas obras de Gauguin que aún están en manos privadas y había despertado tanto interés que se especulaba con que el Paul Getty Museum de Los Ángeles lo adquiriría. El comprador no fue identificado.

Gauguin, que se retiró a vivir a Tahití en protesta por lo que consideraba una sociedad enferma, es uno de los nombres más influyentes en el desarrollo del arte moderno. Actualmente, en Madrid y hasta el 9 de enero, se pueden contemplar 186 obras del artista y de otros en la exposición Gauguin y los orígenes del simbolismo. Seis de los nueve apartados de la muestra están en el Museo Thyssen-Bornemisza (paseo del Prado, 8) y el resto, en la Fundación Caja Madrid (plaza de San Martín, 1). Las obras proceden de la colección del Thyssen, así como de 65 museos del mundo y de varias colecciones privadas.

En una subasta llena de obras con peso histórico, el retrato de la musa y enamorada del italiano Amedeo Modigliani Jeanne Hebuterne (devant una porte) se vendió por 31,3 millones de dólares, casi cinco millones por encima de su máximo anterior. La poderosa imagen de una mujer que murió a los 22 años embarazada del segundo hijo del artista, un día después de que éste falleciera por tuberculosis, fue la segunda venta más alta de la tarde del jueves.

New York / Boogie Woogie, la primera de las obras del legendario periodo Boogie-Woogie de Piet Mondrian y considerado uno de sus trabajos más innovadores, superó los 21 millones de dólares, convirtiendo al artista holandés en uno de los más revalorizados de la subasta, puesto que su anterior récord estaba en 9,6 millones de dólares.

La escultura también demostró el poder de atracción que empieza a ejercer sobre los inversores, ya que tanto el rumano Constantin Brancusi como el británico Henry Moore, o su compatriota Barbara Hepworth -una de las seis artistas que su-peraron sus máximos históricos-, salieron en los primeros puestos de la subasta. El beso, del escultor rumano, se vendió por 8,9 millones de dólares, el cuarto mejor precio de la noche. Moore batió su anterior récord de 6,1 millones con su creación Three-piece reclining figure: Draped, que se vendió por 8,4 millones.

En la mañana del jueves, Christie's también volvió a subrayar el interés del mercado al vender dos obras en papel de Picasso por más de un millón de dólares cada una, superando ampliamente los 400.000 dólares de estimación. En total, esa casa de subastas vendió esta semana obras por valor de 155 millones de dólares mientras que Sotheby's, que ayer preveía ventas de al menos 30 millones de dólares en otra subasta menor, superaría con creces los 200 millones.

Pero la temporada no se ha cerrado. La próxima semana le llega el turno al arte americano de la posguerra, que sufrió un claro repunte en los mercados durante la pasada primavera, cuando autores como De Kooning, Pollock o Rothko establecieron nuevos récords. "Son los compradores jóvenes los que están apostando por este tipo de arte, gente de entre 30 y 40 años que ganó mucho dinero en los mercados financieros", señalaba en The New York Times Amy Cappellazzo, responsable de arte contemporáneo y de posguerra de Christie's. Ahí se subastarán obras clave de Alexander Calder y Jasper Jones el día 10, mientras que Sotheby's ofrece entre otros la esperada 5 Deaths Twice I, de Andy Warhol, de su famosa serie Death and disaster.

<i>Maternidad (II)</i> (hacia 1899), de Gauguin, vendido en Nueva York por 30,7 millones de euros.
<i>Maternidad (II)</i> (hacia 1899), de Gauguin, vendido en Nueva York por 30,7 millones de euros.EFE

Los nuevos inversores esperan otro 'picasso'

Era la primera vez desde 1990 que una subasta de arte impresionista y moderno conseguía tan buenos resultados en conjunto, aunque las previsiones de Sotheby"s, que esperaba alcanzar 204 millones como mínimo, no llegaron a cumplirse.

En la mente de todos estaban las cifras de la pasada primavera, cuando Sotheby"s pasó a la historia por convertir Muchacho con pipa, de Pablo Picasso, que se vendió por 104 millones de dólares (85,6 millones de euros entonces), en el cuadro más valioso de la historia. "Ese precio será muy difícil de superar, pero sin duda dejó claro que el mercado del arte vive un buen momento, hay toda una nueva generación de inversores y eso se nota en las subastas. De todas formas, aún hay diversas obras de esos periodos en manos de coleccionistas privados que si algún día se ponen a la venta podrían alcanzar o superar ese precio", aseguró Guy Bennett, el responsable de la subasta que Christie"s, la gran competidora de Sotheby"s, le había dedicado el miércoles antes al impresionismo y al arte moderno y en la que el cuadro de Miró La caricia de las estrellas alcanzó el segundo mejor precio de ese artista, 10 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 05 de noviembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50