Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La ruta del consumo ecológico

Madrid ofrece cada vez más alternativas para poder encontrar alimentos sin pesticidas, transgénicos o aditivos químicos

Si pesticidas, transgénicos y aditivos y colorantes químicos tienen prohibida la entrada en los alimentos que conforman nuestro menú diario, Madrid ofrece cada vez más alternativas que permiten cumplir con esta prohibición.

Para llenar la cesta con los productos que más respetan al entorno y también a las personas que los elaboran existe un abanico de opciones. Éstas van desde la más comprometida actitud de crear grupos de consumo agroecológicos (más de una veintena en Madrid), que compran directamente a los productores, hasta la visita a los lineales de agricultura y ganadería ecológica de las grandes superficies, pasando por supermercados verdes y tiendas de herbodietética.

La Coordinadora de Grupos de Consumo Agroecológico cuenta con nueve colectivos repartidos por Madrid y otros municipios de la Comunidad.

Los promotores de este comercio alternativo advierten que los grupos no son tiendas; de hecho, cada integrante de los mismos asume una serie de responsabilidades (hacer el pedido, recogerlo, repartirlo, llevar cuentas) sin perder de vista la filosofía principal: un consumo responsable que relaciona nuestras necesidades con las de las personas que cultivan los alimentos.

Existen más grupos que no están dentro de la coordinadora, pero que también dieron los pasos necesarios para constituirse, a saber, reunir un número mínimo de personas (no menos de 10 unidades o familias), encontrar un local para recibir la compra y contactar con los proveedores.

La cercanía a asociaciones y colectivos alternativos (ecologistas, comercio justo, ayuda norte-sur, solidaridad) ayuda a encontrar vías de conexión con este tipo de iniciativas, que buscan una alimentación sana, ecológica y responsable.

El siguiente paso que se puede dar para ser consecuentes con estos criterios lleva a los consumidores al interior de supermercados y tiendas especializadas. Actualmente, es raro el barrio de Madrid que no cuenta con un herbolario en el que hacer, al menos, una compra básica de huevos, pastas, aceite, yogures y hamburguesas vegetales.

La cosa se complica si se quiere completar con frutas, verduras o incluso carne. Para eso hay que recurrir a tiendas más grandes y con más solera, como Su Despensa Ecológica, A Salto de Mata y El Vergel, o directamente a supermercados como Natura Sí o Ecocentro.

Este último no expende productos cárnicos, pero demuestra que una dieta vegetariana no tiene por qué ser monótona y limitada, ofreciendo amplísimas gamas de legumbres, cereales, pastas, lácteos, verduras y hortalizas, a las que se añaden tofu, algas o seitán.

El jamón ibérico, las chuletas de cordero y los filetes de cerdo y de ternera sí aparecen en los pasillos de los tres supermercados de Natura Sí, dos en la capital y otro en Las Rozas. Estas carnes proceden de una ganadería extensiva en la que no se utilizan piensos artificiales ni hormonas y donde se respetan los derechos de los animales.

Aunque las grandes superficies comerciales no muestran, ni mucho menos, una variedad tan atractiva como la de los supermercados especializados, cada vez añaden más productos de agricultura biológica a sus expositores.

Carrefour, Eroski, Hipercor, El Corte Inglés o Alcampo cuentan con lineales en los que se vende frutas, verduras, huevos, leche, yogures, carne de ternera, vino, aceite, pastas o especias. No todos los centros citados tienen los ingredientes de esta lista, pero parece que el panorama se presenta prometedor.

Cada vez son más los consumidores interesados en este tipo de productos agroecológicos y la visita a la feria Biocultura, que hoy se inaugura en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo (donde permanecerá hasta el lunes), puede ser una buena ocasión para que los ciudadanos madrileños exploren la ruta del consumo ecológico.

Una cata de vinos ecológicos andaluces en la taberna Bio-Ritmo (hoy por la tarde), el conocimiento de truquillos para mantener una huerta o jardín saludable el domingo o una charla sobre los beneficios del ayuno para regenerar el organismo son algunos de los atractivos de esta veterana feria dedicada a las alternativas y el consumo responsable.

Este año, Andalucía es la comunidad estrella.

Las biotiendas

He aquí algunas pistas para los usuarios de productos biológicos.

Coordinadora de Grupos de Consumo Ecológico: www.nodo50.org/caes caes@nodo50.org Uno de los integrantes es el Grupo Autogestionado de Konsumo del Centro de Asesoría y Estudios Sociales (CAES).

Bajo el Asfalto Está la Huerta (BAH): http://bah.ourproject.org/.

Ecocentro. Esquilache, 4. Teléfono 915 535 502. www.ecocentro.es

Natura Sí. Doctor Fleming, 1; Guzmán el Bueno, 28 y en Las Rozas (Polígono Európolis). Teléfono: 917 813 746.

Su Despensa Ecológica. Manuela Malasaña, 28 (Madrid) y Avda. Pocito de las Nieves, 20. Teléfono: 914 488 163 y 916 360 162.

El Vergel. Paseo de la Florida, 53. Teléfono: 915 471 952.

A Salto de Mata. Dtor. Fourquet, 17. Tel: 915 304 428.

Más tiendas y herbolarios: www.ecoaldea.com/herbolarios.htm y www.fdg.es/usr/avn/aee/pvpp280.html

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de noviembre de 2004

Más información