Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerra de Irak se cobró 100.000 vidas, según 'The Lancet'

Decenas de miles de iraquíes han muerto desde que el inicio (marzo de 2003) de la invasión dirigida por EE UU. Expertos del sistema público de salud norteamericano han concluido que la cifra estimada de fallecimientos en los últimos 18 meses supera la media de los anteriores al conflicto en 100.000 personas. El incremento de la tasa de mortalidad en Irak se debe, sobre todo, a la violencia, mucha de la cual procede de los bombardeos y las operaciones terrestres del Ejército estadounidense.

"Realizando unas estimaciones conservadoras, creemos que existe un exceso de 100.000 muertes, o más, desde el inicio de la guerra", asegura Les Roberts de la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health en un informe publicado ayer en la edición digital del prestigioso periódico médico The Lancet.

"La utilización del poderío aéreo en zonas civiles está relacionado con el incremento de muertes de mujeres y niños", añade Roberts. La mortalidad era ya muy alta en Irak antes de la invasión debido al embargo impuesto tras la guerra del Golfo de 1991. Los datos publicados ayer se obtienen mediante la comparación estadística de los 14,6 meses anteriores a la invasión con los 17,8 posteriores. Hasta ahora, las cifras divulgadas por las ONG dedicadas a los derechos humanos eran de 16.053 civiles y 6.370 soldados muertos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de octubre de 2004