Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"El Madrid no hará fichajes"

Florentino Pérez descarta la marcha de Morientes y nuevas incorporaciones en el 10º aniversario del estreno de Raúl

Un día antes del décimo aniversario del debut de Raúl en Primera División, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, afirmó en una entrevista en L´ Equipe que el club no hará ningún movimiento en el mercado invernal, con lo que descartó la posible llegada de un medio centro, caso de Mascherano, y la salida de Morientes. "Nunca hemos utilizado el mercado de invierno y este año tampoco lo haremos. Ni Morientes ni nadie. No es nuestra política; tenemos el mejor equipo del mundo y estamos programados para competir en tres frentes: Liga, Copa y Champions", afirmó Florentino Pérez, obviando que el goleador extremeño declaraba hace una semana en un diario británico que el Liverpool de Rafa Benítez no era un mal lugar.

Aunque reconoció que el equipo no está pasando por un buen momento, con seis goles en ocho partidos de Liga pese a su pléyade de delanteros, se mostró confiado en remontar la situación. "No hemos hecho más que comenzar, si el balón no entra ahora en la portería, terminará por hacerlo". "Sólo es una mala racha, ya vendrán momentos mejores; cuando Zidane llegó se abrió un debate: ¿jugar con o sin él? Hasta que su magia, su arte, su clase silenció a todos. Ahora pasa lo mismo", expuso, restando importancia al juego que en los últimos tiempos practican los galácticos.

A propósito del ideario del presidente del Real Madrid, Raúl fue nombrado embajador de buena voluntad de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para paliar el hambre que acosa a 842 millones de personas por "su compromiso con las causas sociales, su carisma y su influencia", según Jacques Diouf, director general del organismo.

"Sigo creyendo que el mejor Raúl está por ver, me quedan cinco o seis años de buen fútbol", recalcó el siete, con 500 partidos a sus espaldas. "He ganado títulos y he perdido otros, entre ellos la Copa, que es como una espinita, pero esa es la grandeza del fútbol", afirmó. Antes recordó las sensaciones que experimentó al abandonar el campo del Zaragoza el 29 de octubre de 1994: "Mi cabeza pensaba en jugar en el siguiente partido. Yo estaba en Segunda B, y no sabía que iba a pasar conmigo; entonces me dije: 'no se me puede escapar'. Y a la semana le marqué un gol al Atlético y provoqué un penalti. Me fui a casa paseando por las nubes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de octubre de 2004