Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CARRERA HACIA LA CASA BLANCA | El voto negro

Hospitalizado el presidente del Supremo de EE UU

La noticia de la hospitalización del presidente del Tribunal Supremo irrumpió ayer en la campaña electoral norteamericana. El magistrado William H. Rehnquist, de 80 años, fue ingresado el pasado sábado de urgencia para ser operado por el cáncer de tiroides que sufre, según informaron ayer fuentes oficiales. A Rehnquist se le practicó una traqueotomía en el hospital naval de Bethesda (Maryland), según confirmó en un comunicado el Tribunal Supremo. En el mismo comunicado, Rehnquist manifestaba su deseo de estar recuperado para cuando se abra el nuevo periodo de sesiones del Tribunal el próximo 1 de noviembre.

La hospitalización de Rehnquist a una semana de las elecciones presidenciales ha puesto de relieve un tema que ha quedado durante toda la campaña eclipsado por la guerra contra el terrorismo. El futuro presidente que salga de las urnas deberá nombrar a un nuevo magistrado para un tribunal que durante los últimos años ha mantenido un precario equilibrio entre conservadores y liberales, con profundas divisiones de opinión en temas como el aborto o las mismas elecciones del año 2000, cuyo resultado tuvo que zanjar este tribunal.

No es éste el primer problema de salud de Rehnquist, que fue nombrado juez del Tribunal Supremo en 1972 por Richard Nixon y elevado al cargo de presidente por Ronald Reagan en 1986. En 2002 se perdió varias sesiones del tribunal tras romperse una rodilla al caerse en su casa. En los últimos tiempos no han sido pocos los rumores sobre su posible jubilación. Sea cual sea la elección de los votantes el día 2 de noviembre, el nuevo presidente tendrá que elegir quién cubre la plaza vacante que ya hay en el Tribunal Supremo. Tanto George W. Bush como John Kerry han evitado especificar los requisitos que desearían que cumpliera el futuro miembro del Supremo, pero está claro que la línea divisoria la establecerá el aborto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004