Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El petróleo roza 52 dólares y provoca fuertes recortes en las bolsas europeas

La amenaza de huelga en Noruega, tercer exportador de crudo, vuelve a disparar los precios

El precio del barril de petróleo tipo brent, el de referencia en Europa, volvió a marcar ayer un nuevo máximo (51,70 dólares en el mercado de Londres) impulsado por el anuncio de huelga inminente en el sector petrolero de Noruega, tercer país exportador de crudo. El Gobierno noruego anunció que intervendrá en el conflicto para evitar el colapso. El anuncio moderó la escalada de los precios. Las bolsas reaccionaron con pérdidas del 2% en Francfort y París, y del 1,7% en el mercado español. El dólar siguió debilitándose y el euro llegó a rozar su máximo del pasado febrero al cotizar a 1,2829 dólares.

En el nervioso magma de circunstancias que empuja los precios del petróleo a récords absolutos, ayer sobresalió la amenaza de una huelga en noviembre en el sector petrolero de Noruega, tercer país exportador de petróleo tras Arabia Saudí y la antigua Unión Soviética. Las bolsas mundiales reaccionaron con pérdidas a este nuevo repunte del crudo, tras el mal comportamiento del mercado neoyorquino el pasado viernes. En Europa, destacaron los descensos de los mercados de Francfort y París, con recortes del 2,05% y del 2,12%, respectivamente, mientras que el Ibex 35 de la Bolsa española se anotó un retroceso del 1,70%, dando un paso atrás en su camino hacia el cercano máximo anual.

En las Bolsas estadounidenses los recortes fueron mucho más moderados y al cierre de la sesión el índice Dow Jones de valores industriales cedió el 0,08%, mientras que el tecnológico Nasdaq cayó el 0,06%. Según los expertos, existe un temor a que en los resultados empresariales del tercer trimestre del año se recoja ya un deterioro por el encarecimiento de los costes energéticos, que sería mayor en el caso de las compañías estadounidenses que no cuentan con el colchón de la moneda.

Los precios del petróleo, que en un año han subido un 70%, se dispararon desde el inicio de la jornada (en la preapertura del mercado londinense, el precio del brent llegó a marcar 51,90 dólares) y sólo se relajaron, cayendo por debajo de los 51 dólares (el máximo del día en el mercado de futuros fue de 51,70 dólares), tras el anuncio del Gobierno noruego de que mediará en el conflicto laboral que enfrenta al sindicato Oljearbeidernes Fllesammenslutning (OFS) con las empresas agrupadas en la patronal Norwegian Shipowners Association. El conflicto ponía en peligro, entre otras cosas, la actividad de 12 plataformas extractoras en el mar del Norte. Una situación que, según el Ejecutivo del país escandinavo, "podría tener graves consecuencias para la sociedad noruega y la reputación del país".

El anuncio de mediación gubernamental obligatoria lo hizo el ministro noruego de Trabajo, Dagfinn Hoeybraaten. Es la segunda ocasión, desde el mes de junio, cuando se declaró el conflicto, que el Gobierno noruego interviene para salvaguardar unas exportaciones de alrededor de tres millones de barriles de crudo al día, que suponen más de la mitad de su comercio exterior.

El mal comportamiento de los mercados financieros, que propiciaron una fuerte subida del oro hasta los 430 dólares por onza, se vieron acompañados de la debilidad del dólar frente al euro. La divisa europea cotizó ayer a 1,2829 dólares, muy cerca del máximo histórico alcanzado el pasado mes de febrero, cuando llegó a los 1,29 dólares. Además, los expertos consideran que esta debilidad del billete verde continuará durante los próximos días hasta que se conozca el resultado de las elecciones en Estados Unidos, que se celebrarán el próximo 2 de noviembre. Además, ayer se conoció un buen dato sobre la confianza del empresariado alemán, que ayudó a esta fortaleza de la divisa europea.

Con el descenso de las bolsas y la fortaleza del euro, el dinero volvió a refugiarse en la renta fija, lo que supuso la entrada de fondos y provocó la caída de las rentabilidades y la subida de los precios. El bono alemán a 10 años sigue en valores mínimos del año, con una rentabilidad anual del 3,81%. El otro refugio fue el oro, que se encuentra en valores máximos de los últimos 16 años.

Por otra parte, las fuertes subidas del petróleo están engordando sustancialmente los beneficios de las petroleras. Las tres más importantes (Exxon Mobil, Bp y Royal Dutch / Shell) habrían ganado en conjunto, sólo en el tercer trimestre del presente ejercicio y gracias a las fuertes subidas del petróleo, 14.200 millones de dólares, según estimaciones de los analistas de Deutsche Bank consultados por Bloomberg.

Gasolinas al alza

La tensión que atenaza a los mercados se sigue traduciendo en España en nuevos récords de precios en los carburantes. Aunque las subidas de la última semana han sido menos espectaculares, el gasóleo de automoción alcanzó ayer un precio medio de 85,1 céntimos de euro, mientras que la gasolina sin plomo de 95 octanos (la de más consumo) se situaba en 93,2 céntimos de euro. En lo que va de mes, las gasolinas se han encarecido entre 1,9 y dos céntimos de euro por litro, y el gasóleo, entre 3,7 y 4,1 céntimos.

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, anunció ayer que el Gobierno se reunirá hoy con el sector pesquero, y el miércoles o jueves con el agrícola para cerrar un acuerdo sobre las medidas que se adoptarán para paliar los efectos de la subida del gasóleo.

La ministra Espinosa, que hizo este anuncio en la presentación del informe anual de Mercasa, aludía así a las medidas fiscales y sociales que aprobará el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero por importe superior a 100 millones de euros anuales, según acordó el Consejo de Ministros el pasado viernes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004