Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno balear reconoce que no abona los gastos corrientes a 250 escuelas

Unos 250 centros de enseñanza pública de Baleares -escuelas de primaria e institutos- padecen dificultades temporales en su funcionamiento interno debido al retraso por parte del Gobierno de Baleares (PP) en el abono de las partidas económicas habituales para gastos corrientes y material, luz, teléfono, gasóleo de calefacción o consumo de papel y fotocopias. Las transferencias del cuarto trimestre, las de inicio de curso, aún no han sido efectuadas por desajustes y carencias en los presupuestos autonómicos.

Tres grupos parlamentarios, PSOE, PSM e IU, han denunciado en la Cámara balear las irregularidades. El asunto fue desvelado por el Sindicat de Treballadors de l'Enseñança de les Illes (STEI) y CC OO, que recogieron decenas de quejas de centros afectados.

El consejero de Educación, Francisco Fiol, asumió la existencia de "dificultades" presupuestarias para efectuar en su plazo las transferencias debido a la contribución que su departamento efectuó al denominado fondo de contingencias del Gobierno balear, para el que se detrajo una cuota de cada consejería. Fiol dijo que "en días" espera solventar la crisis y que estudia mecanismos "de eficiencia" para los contratos con suministradores. Cree que el problema ha sido usado como elemento de "crispación, tremendismo y frivolidad".

El diputado Eduard Riudavets, del PSM, afirmó los problemas surgían porque el Gobierno de Jaume Matas había recortado nueve millones de euros de Educación y que con ellos había sufragado el patrocinio del equipo ciclista Illes Balears-Banesto y adquirido el microcentro cultural Costa Nord de Valldemossa al actor Michael Douglas. Los parlamentarios de IU, Miquel Ramon, y PSOE, Rosa Maria Alberdi, reseñaron casos concretos de desarreglos en el funcionamiento ordinario escolar y la suspensión de cursos por falta de material.

Deuda y quejas

Fiol replicó que el anterior Gobierno de izquierdas dejó sin presupuestar el pago de un trimestre a todos los profesores y situó el déficit temporal en poco más de 600.000 euros. "Ya está el crédito", manifestó, y dijo conocer "alguna dificultad en algún centro" que es "amplificada por los de siempre" dando razones a "algún diario" para una campaña. Sólo en Ibiza, los centros de secundaria denuncian que se les adeudan 282.000 euros. Y las asociaciones de padres también han hecho oír sus quejas.

El STEI denunció que, por ejemplo, en el campo de aprendizaje de Son Ferriol, de Palma, se han quedado sin pienso para alimentar a los animales. El sindicato afirma que desde el mes de febrero de 2004 los equipos psicopedagógicos que van a las escuelas "no cobran las dietas de kilometraje".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de octubre de 2004