Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esquerra garantiza la estabilidad al Gobierno tras el pacto presupuestario

El Ejecutivo asegura que el acuerdo no implica "sesgo territorial"

El secretario general de Esquerra Republicana (ERC), Joan Puigcercós, explicó ayer en Barcelona que su partido apoyará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2005 consciente de "la paradoja" de que sea un partido independentista el que "garantice la estabilidad del Estado". El Gobierno aseguró, por boca de la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, que el acuerdo con Esquerra no implica ningún "sesgo territorial" sino un refuerzo de su acento "social".

Los republicanos retiraron ayer por la mañana la enmienda a la totalidad de los presupuestos que habían presentado en el registro del Congreso el jueves a última hora de la tarde, cuando creyeron que no iba a haber acuerdo con el PSOE.

Pero sí lo hubo, y ayer Puigcercós lo justificó no sólo por el compromiso de aumento de las inversiones en Cataluña logrado, que cifró en unos 150 millones, sino con argumentos políticos. "Cuanto más estable sea este Gobierno, más reformas podremos hacer", afirmó, y mejores podrán ser el nuevo Estatuto de autonomía, el sistema de financiación autonómica y las inversiones.

Con este acuerdo con el PSOE es la primera vez que ERC forma parte de una mayoría parlamentaria para aprobar los Presupuestos Generales del Estado. La buena sintonía con el PSOE va a permitir, dijo el secretario general republicano, que Esquerra blinde la situación de mayoría parlamentaria. También supone, agregó, "un refuerzo" para el Gobierno tripartito de la Generalitat, que está formado por las mismas fuerzas que han pactado los presupuestos generales.

Puigcercós se impuso no obstante la obligación de humildad para no hacer, dijo, como hacía CiU, que vendía los acuerdos como grandes triunfos cuando negociaba los presupuestos con el PP "aunque luego no se tradujeran en inversiones reales". Por el contrario, reconoció que las inversiones del Estado en infraestructuras en Cataluña "quedan lejos" de representar el 18% del total, el objetivo que se había fijado la Generalitat.

Junto con el alcanzado con Izquierda Verde (Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya), este pacto presupuestario garantiza la derrota en el Congreso de los Diputados, la semana próxima, de las enmiendas a la totalidad de PP, CiU, PNV, BNG, Nafarroa Bai y Eusko Alkartasuna.

Para la aprobación del proyecto en el Senado, sin embargo, es necesario que a estos tres grupos parlamentarios se sume por lo menos otro más. Puigcercós invitó a CiU a ser esa cuarta fuerza, sumándose a las enmiendas al articulado que van a presentar ERC e Izquierda Verde (IV). "El acuerdo no se cierra a nadie", afirmó.

Por su parte, el portavoz de IV (IU-ICV) Joan Herrera invitó a ERC y a los socialistas a emprender de inmediato nuevas negociaciones para "mejorar las partes del proyecto que son francamente mejorables". Herrera destacó que tal como está la sección del presupuesto relativa al Ministerio de Fomento, su partido no podía apoyarla.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, aseguró: "Ni de lejos podríamos retirar nuestra enmienda a la totalidad por las cuatro migajas que el PSOE le ha dado a ERC". Y el presidente del PP catalán, Josep Piqué, calificó la negociación de este pacto presupuestario como "opaca".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004