Un experto advierte de las tasas de violencia racista en Valencia

El 6% de víctimas de maltrato en 2003 era novia del agresor

La Comunidad Valenciana, junto a Madrid y Cataluña, concentra las tasas más elevadas de violencia racista, que en todo el país moviliza a unos 15.000 jóvenes, según el portavoz del Movimiento Contra la Intolerancia, Esteban Ibarra. En las jornadas sobre violencia y juventud que ayer se clausuraron en Valencia, una investigadora de la Universidad de la Laguna dijo que el 6% de las maltratadas eran novia del agresor.

"Es imposible entender el incremento de violencia juvenil sin tener en cuanta las agresiones de los grupos neonazis y xenófobos", comentó ayer Esteban Ibarra. El responsable del Movimiento Contra la Intolerancia exigió a los poderes públicos la puesta en marcha de "políticas que hagan frente a este problema", que, a pesar de estar tipificado y recogido en el código penal, "tenemos enormes dificultades para llevar ante el juez" a los infractores. Ibarra señaló que este tipo de violencia "hacia el extranjero, pero también antisemita, homófoba o contra el indigente" se extiende por más de 70 ciudades españolas, y es especialmente activo en Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana. En la segunda jornada de la VIII Reunión Internacional sobre Biología y Sociología de la Violencia, titulada Violencia y Juventud, Ibarra recordó que el 20% de los detenidos en España por agresiones de carácter racista son menores de edad y señaló que cada vez es mayor el número de menores detenidos por estos motivos, según los datos de la Policía, en su opinión, porque se está haciendo un trabajo de reclutamiento "muy intenso" en el ámbito escolar. Para Ibarra, además, la Ley de Responsabilidad Penal no persigue con la "necesaria severidad" los delitos violentos y lamentó los "errores" tanto en el Gobierno del PP "al no reconocer el problema de la violencia racista" como en el del PSOE "por no tomar aún ninguna medida".

En la ponencia sobre la violencia durante el noviazgo, la profesora de psicología de la Universidad de la Laguna Rosaura González, comentó que el 6% de las víctimas que denunció malos tratos en 2003 mantenía una relación de noviazgo con el agresor, según datos del Instituto de la Mujer. Según González, las investigaciones de las últimas décadas indican que la probabilidad de que aparezca la violencia en las relaciones aumentan cuando el compromiso es mayor, de manera que durante el noviazgo crece, una vez que es "formal", y, a partir de ahí, se suceden los "saltos" cualitativos hasta alcanzar el momento de mayor posibilidad, el periodo de separación y los meses posteriores, entre los 60 días y el año. La prevalencia de la violencia durante el noviazgo, según esta investigadora, es "mayor de lo que la gente piensa" y alertó de las consecuencias a medio y largo plazo.

Otro de los aspectos abordados en la jornada de ayer fue el relacionado con la violencia escolar. La catedrática de psicología evolutiva y de la educación de la Universidad de Málaga, María Victoria Trianes, afirmó los episodios de violencia con consecuencias graves en los centros escolares tienen una incidencia "relativamente baja" pero aquellos de intensidad media o leve son mayores. Entre estos últimos, citó, por ejemplo, las faltas de respeto, insultos, peleas o exclusiones. Trianes presentó un estudio en dos institutos de Almería en el que los profesores estimaban en un 20% los problemas de desinterés académico o mal comportamiento en el aula; en un 12% las conductas agresivas de alumnos entre ellos y entre un 1% y un 5% los casos de robos, asaltos o comportamientos de victimización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 15 de octubre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50