_
_
_
_
_

Un alto cargo del PP de Murcia formó parte de la promotora del complejo que prohíbe Medio Ambiente

Sánchez Carrillo, teniente de alcalde, estaba en el consejo porque era "amigo" del empresario

El teniente de alcalde de Fomento y de Relaciones Institucionales del Ayuntamiento de Murcia y presidente de la Comisión de Listas del PP de la comunidad murciana, Antonio Sánchez Carrillo, ha dimitido de su cargo de miembro del consejo de administración de la empresa Puerto Mayor, SA. Esta empresa ha iniciado en los últimos días los trabajos de construcción de un complejo turístico en el canal del Estacio, en La Manga del Mar Menor, del que la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha solicitado su paralización, al mismo tiempo que los servicios jurídicos de la Consejería de Obras Públicas desaconsejaban la construcción de cerca de 2.000 viviendas, un hotel, una zona comercial, un campo de golf de 200.000 metros cuadrados y una playa artificial.

El concejal murciano reconoció ayer a este periódico haber formado parte del consejo de administración de la empresa promotora del puerto de La Manga entre mayo y agosto de este año, "ya que por mi amistad con el promotor, Tomás Maestre, me pidió que le asesorara en la compra de material para el puerto. Por eso mismo, creo, me hizo consejero del consejo de administración de la empresa". No obstante, añade Sánchez Carrillo, "no soy accionista de la empresa, por lo que el pasado mes de agosto solicité a Maestre que me cesara en el cargo".

Sánchez Carrillo, considerado la mano derecha del presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, es uno de los encargados de las cuentas del partido en la comunidad. Por eso fue la persona que encabezó la compra de la nueva sede del PP en la capital murciana, en pleno centro de la ciudad, reservándose una de las plantas para sí mismo, siendo la otra para el PP murciano.

Según ha podido confirmar este diario, ayer mismo el Registro Mercantil de Madrid, en el que está inscrita la empresa Puerto Mayor, SA, publicó el "cese masivo de los miembros del consejo de administración, que son además de Antonio Sánchez Carrillo, Magdalena Cavanna de Aldama y Tomás Maestre Aznar.

El Grupo Parlamentario Socialista reclamó ayer en un comunicado la paralización inmediata de las obras del proyecto de Puerto Mayor, en la Manga del Mar Menor, así como que se declare caducada la concesión administrativa "por suponer una grave agresión medioambiental sobre la zona, por vulnerar la legislación vigente y por carecer de interés social". La portavoz adjunta de esta formación, Teresa Rosique, recordó que su partido presentó en la Asamblea regional el 20 de septiembre una moción en este sentido, "que el PP no ha ordenado todavía para su debate en pleno".

Rosique ha pedido además la comparecencia del consejero de Medio Ambiente, Francisco Marqués, para que dé cuentas en la Cámara de este tema, cuando comparezca la próxima semana "pero no para esta cuestión sino para explicar los objetivos de su departamento". La diputada socialista critica que el Gobierno regional esté respaldando "una de las actuaciones más agresivas sobre uno de los recursos naturales más importantes de nuestra región, como es el Mar Menor", agregó. El proyecto tiene en contra los informes medioambientales del Ministerio de Medio Ambiente desde el año 1999, dijo la diputada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"El PP", añadió Rosique, "tendrá que explicar en algún momento a quién quiere beneficiar con este tipo de actuaciones que desde luego se alejan del interés general y tendrá que decir también a qué intereses obedece y beneficia con este tipo de proyectos, además de qué persigue con el empecinamiento de acometerlo a cualquier precio".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_