El PSPV presenta 40 enmiendas a la futura ley de caza y critica el retraso de los planes técnicos de los cotos

El proyecto de Ley de Caza de la Comunidad Valenciana cerró el pasado día 8 el plazo de presentación de enmiendas en las Cortes, de las que 40 han sido redactadas por el PSPV-PSOE, que considera el texto "carece de coherencia y es farragoso". El secretario de Medio Ambiente socialista, Francesc Signes, critica que el proyecto elaborado por la Consejería de Territorio y Vivienda "se ocupa de la caza como si fuera una actividad deportiva más", y descuida aspectos relacionados con la protección del territorio. Los socialistas piden en sus enmiendas la creación de un Consejo Valenciano de Caza, que ya existe en otras autonomías con legislación propia en la materia, y que contaría con los sectores afectados y tendría carácter consultivo. Además, los socialistas afirman que la ley supedita los usos agrícolas, ganaderos o forestales a las directrices de caza, por lo que exige que se modifique el texto y se resalta la compatibilidad de estas actividades. También solicitan que se amplíe la zona de seguridad con la prohibición de cazar a menos de 200 metros de parques y jardines de uso público, frente a los 50 metros que propugna el proyecto de ley. El PSPV se opone, asimismo, a que se use el silencio administrativo para validar memorias y planes de cotos de caza, y a que las infracciones afecten a grupos de cazadores de forma solidaria cuando no identifica al responsable.

En opinión de Signes, el proyecto "es una tomadura de pelo" que no remedia el hecho de que la consejería "no ha hecho nada por controlar que la caza se realice con seguridad" y de forma que los hábitats de especies cinegéticas y la conservación de bosques y cultivos sea compatible. El PSPV denuncia, en ese sentido, que la veda se abrió ayer sin que se hayan aprobado la mayoría de los planes técnicos de caza, "el instrumento de control" para desarrollar esta actividad. A 5 de octubre, "de los 450 cotos de caza que existen en la provincia de Valencia, únicamente dos" tenía plan técnico aprobado, mientras que el resto lo presentó sin recibir respuesta, afirma Signes.

El PSPV también ha criticado que la orden de caza en el parque de L'Albufera no se emitiera hasta escasos días antes de abrise la veda, el 2 de octubre. Acció Ecologista-Agró rechaza que la consejería adelantara la fecha de caza en el parque frente a la veda general, además de permitir la actividad nocturna, y dos horas antes y después de la salida y puesta del sol.

Este año cerca de 85.000 personas podrán practicar la caza, según la consejería, que ha prohibido la captura de la focha común, la gaviota sombría y de tordo con parany, así como del ánade friso en Castellón.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS