Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jueces anulan la cesión de un gran solar a la federación de fútbol en Las Rozas

La selección española y el Real Madrid se entrenan en las instalaciones de Las Rozas

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha dado la razón al PSOE e IU de Las Rozas al anular el acuerdo de pleno por el que el Ayuntamiento de este municipio, gobernado por el PP, cedía por 50 años 120.000 metros cuadrados de suelo público a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). En estos solares, la federación abrió su sede y levantó un enorme campo de fútbol donde entrenan el Real Madrid y la selección española. El Ayuntamiento anuncia que va a recurrir, mientras que la oposición municipal reclama que se pronuncie la Comunidad, ya que autorizó la cesión.

La decisión judicial -la devolución de los terrenos afectados por la sentencia al Ayuntamiento de Las Rozas- llega seis años después de que se iniciara el procedimiento de impugnación del acuerdo. De hecho, la Ciudad del Fútbol está completamente construida y en sus instalaciones entrenan desde hace dos años la selección española y el Real Madrid. El Ayuntamiento roceño ha comunicado su decisión de recurrir la sentencia en casación ante el Supremo.

El 4 de junio de 1998, el pleno del Ayuntamiento de Las Rozas aprobó un convenio por el que cedía a la federación española durante 50 años varias parcelas que sumaban 120.000 metros cuadrados de forma gratuita, con una edificabilidad de 18.000 metros cuadrados. Los socialistas, en la oposición, interpusieron el 3 de agosto del mismo año un recurso contencioso-administrativo contra este acuerdo. Afirmaban que la federación no reunía los requisitos necesarios para recibir gratis una porción del suelo público de Las Rozas.

Los recurrentes mantenían que la fórmula adecuada hubiera sido otorgar un derecho de superficie -pago por el uso- de dichos terrenos. Como razón, esgrimían que el suelo afectado estaba calificado como sistema general en el ordenamiento urbano del municipio. Se trataba, por tanto, de un bien de dominio público y debía ser objeto de concesión administrativa, nunca de cesión. Posteriormente, IU se sumó al recurso del PSOE. Sin embargo, y a pesar del contencioso en marcha, el Ayuntamiento, al frente del cual estaba ya el actual alcalde, Bonifacio de Santiago, siguió adelante con sus planes y firmó el convenio con la Real Federación Española de Fútbol.

Pero ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha dado la razón a los recurrentes cuando afirmaban que el convenio impugnado era nulo de pleno derecho por haber tenido lugar una enajenación de bienes de dominio público a favor de la federación. Y son bienes públicos, según el tribunal, porque las parcelas afectadas estaban calificadas en el ordenamiento como "sistemas generales de espacios libres".

La sentencia insiste en que la federación "no puede ser titular de bienes de dominio público, toda vez que su actividad no está orientada al servicio público, sino a los fines definidos en la legislación del deporte". El texto recuerda también que las únicas que pueden ser titulares de bienes demaniales (de dominio público) son las administraciones.

Por lo tanto, según el tribunal, al existir la posibilidad de someter estas parcelas al tráfico jurídico administrativo, deberían haber sido objeto de concesión administrativa. Pero al no haber optado el equipo de gobierno por esa fórmula, el acto impugnado (el acuerdo de pleno) es nulo. Por eso, el tribunal considera que las parcelas deben volver inmediatamente al Ayuntamiento, que pudo haber modificado el plan general para llevar a cabo la cesión. Pero jamás lo hizo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de octubre de 2004