Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Crónica íntima de una época

Siete años han transcurrido desde que se publicó en portugués Verdade tropical -un juego de palabras por el famoso bolero mexicano Vereda tropical- hasta verlo por fin en las librerías traducido al español. El libro que Caetano Veloso escribió en su portátil, por encargo de la editorial Alfred Knopf. El suplemento literario de The New York Times dio la clave al decir que el brasileño es una referencia para quien estudia el poscolonialismo. En el eje central de su estimulante Verdad tropical, junto a los recuerdos de infancia y juventud en Santo Amaro da Purificação, Bahía -revela que debutó en público con ocho años en una emisora local de radio con la marchinha Toureiro em Madri-, las valiosas explicaciones sobre el antropofágico movimiento tropicalista y su poderosa subversión estética -"habíamos percibido que, para poder hacer lo que queríamos, teníamos que librarnos de Brasil tal como lo conocíamos"-, su estancia de dos meses en prisión durante el periodo más violento de la dictadura -una historia en sí misma, que titula Narciso de vacaciones, en el capítulo más largo- o algunas confesiones -como el pavor que siente a las cucarachas o su ambigüedad sexual-, está la cuestión vital para él de la relación entre centro (Estados Unidos y Reino Unido) y periferia (resto del mundo). Filosofía, cine, literatura, poesía, pintura, canción... El libro arroja algo más de luz sobre las manifestaciones culturales de los años sesenta y primeros setenta en Brasil -un momento de gran promiscuidad en todo el mundo occidental entre alta y baja cultura- y por sus páginas pasan Fellini, Glauber Rocha, Clarice Lispector, Godard, Huntington, los Beatles, João Gilberto -"nuestro límite y horizonte era (y es todavía hoy) el de sus discos con arreglos de Jobim"-, Augusto y Haroldo de Campos, Oswald de Andrade, Warhol, Gilberto Gil, Cabral de Melo Neto, Nietzsche, Carmen Miranda, Thelonius Monk, Brigitte Bardot, Ezra Pound, Proust, Roberto Carlos, Wittgenstein... Caetano Veloso cuenta que, en los años setenta, le regalaron un libro de Unamuno "en el que leí las observaciones más conmovedoras sobre la lengua portuguesa escritas por un extranjero y que cambiaron mi relación con las palabras". Más que una autobiografía, el relato íntimo de una época.

VERDAD TROPICAL

Caetano Veloso

Traducción de Violeta

Weinschelbaum

Salamandra

Barcelona, 2004

480 páginas. 23,50 euros

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de octubre de 2004

Más información

  • Caetano Veloso