LIBER 2004

Los editores reciben con entusiasmo la recuperación económica del libro

El sector facturó 2.792 millones de euros en 2003, un 4,4% más que en el año anterior

Desde 1998, el mercado del libro en España tenía un crecimiento cero con una preocupante tendencia a la baja. Pues bien, ayer llegaron las buenas noticias: se rompe la maldita tendencia y el sector inicia una recuperación, que, según explicó en conferencia de prensa el presidente de la Federación de Gremios de España, Jordi Úbeda, "hay que consolidar". Los números cantan. En 2003, los editores facturaron 2.792,61 millones de euros, un 4,4% más que en 2002. "Los datos son buenos", dijo Juana Vidal , de Precisa Research, la empresa que ha realizado el estudio, pero hay algunas "sombras".

Más información

Estas sombras pueden ser, al parecer, la imparable disminución de las tiradas: 4.224 ejemplares de media, frente a los 5.317 de 1998. O la venta de libros en librería, que "muestra cierta debilidad". Aun así, las librerías y las cadenas de librerías, éstas en mejor posición, controlaron el 51,5% de las ventas, un punto más que en el ejercicio anterior. Han bajado, en cambio, las ventas de libros en hipermercados (un 0,9% menos) y en quioscos (0,6% menos que en 2002).

Lo que sí sigue creciendo año a año es el número de títulos editados: 65.824 en 2003, de los que, más de la mitad, 34.294, son novedades. El resto, reimpresiones. Hace 10 años se publicaban en España 41.000 títulos.

En castellano se publicaron, en 2003, 50.744 títulos; en catalán, 10.373 (un 9,8% más que en 2002); en euskera, 1.487 (un 2,3% más), y en gallego, 1.632 (un 2,4% más).

Les ha ido mejor a las grandes editoriales, que han incrementado su facturación en un 7%; algo menos bien a las medianas (1,7% más) y peor a las pequeñas, que han disminuido sus ingresos en un 4,4%.

Las estadísticas hablan de los términos medios, pero hay excepciones. Así, según indicó un distribuidor, a editoriales pequeñas, como Lengua de Trapo o Páginas de Espuma, les fue muy bien en 2003.

El precio medio de los libros fue de 12,02 euros el año pasado. Úbeda hizo una precisión: "No hemos facturado más porque haya aumentado el precio de los libros, que permanece muy estable, sino porque hemos vendido más libros. El director general del Libro, Rogelio Blanco, que estuvo presente en la conferencia de prensa, defendió el precio de los libros: "Hay mucha gente que se queja de que son caros, pero más cara es la ignorancia".

Efecto placebo

Blanco consideró que el ejercicio editorial de 2003 "tiene más luces que sombras", pero aconsejó a los editores que eviten "el efecto placebo", que proporciona la tranquilidad de saber que las cosas van mejor, y que no se duerman en los laureles.

El informe de Comercio Interior del Libro en España de 2003, que publica la Federación de Gremios de Editores de España, ha aparecido cuando sólo faltan tres meses para que acabe 2004.

"Hay muchas deficiencias en la publicación de estadísticas culturales, y éstas son imprescindibles para marcar tanto una política cultural como para que la industria diseñe sus estrategias", afirmó Úbeda. "Pero, en este páramo, creo que la Federación de Gremios de Editores de España es quien lo hace mejor"; y añadió que intentarán que aparezcan antes cada año.

Un <i>stand</i> del Salón Liber en el que se exhiben ejemplares del <i>Quijote.</i>
Un <i>stand</i> del Salón Liber en el que se exhiben ejemplares del <i>Quijote.</i>JORDI ROVIRALTA

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de septiembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50