Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer infértil da a luz una niña tras someterse a un trasplante ovárico

Una mujer dio a luz el jueves, en Bruselas, al primer niño nacido de una madre que se quedó embarazada tras haberse sometido a una técnica novedosa para superar su infertilidad, un trasplante de tejido ovárico. El resultado ha sido una niña -Tamara- de 3,72 kilos y, tanto ella como la madre "gozan de una salud excelente", según dijo un portavoz del hospital al añadir que el acontecimiento "da una gran esperanza a todas las mujeres que han perdido su fertilidad tras un tratamiento contra el cáncer".

La madre de Tamara, Ouarda Touirat, de 32 años, tuvo que ser tratada en 1997 de un tumor maligno de los ganglios linfáticos. Antes de someterse a la quimioterapia necesaria para tratarlo y que causa infertilidad, los médicos tomaron tejido de uno de los ovarios de la mujer y lo congelaron. Los médicos consideraron que estaba curada en abril del año pasado. Después, un equipo médico de la Universidad Católica de Lovaina, dirigido por Jacques Donnez le reimplantaron su propio tejido ovárico junto al ovario que no le había sido extirpado. Cuatro meses después, la mujer empezó a ovular y menstruar con toda normalidad. Poco después la paciente quedó embarazada de forma natural, sin necesidad de ninguna técnica de reproducción asistida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 2004