Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL DIVORCIO

PP, CIU, PNV e IU apoyan que se acorten y simplifiquen los trámites

Los populares tratarán de "mejorar la ley" mediante enmiendas

Los grupos parlamentarios del PP, CiU, PNV e IU-ICV se mostraron ayer, en principio, favorables el proyecto de reforma del divorcio aprobado por el Gobierno. Todos coincidieron en la necesidad de acortar y simplificar el proceso de disolución de un matrimonio, principal novedad que recoge la reforma.

- El PP teme la "precipitación". Ana Torme, portavoz adjunta del Partido Popular en el Congreso, afirmó que su partido "comparte y apoya la agilización de trámites para la separación". "Tanto es así que lo llevábamos en nuestro programa electoral", indicó Torme. La portavoz popular expresó, no obstante, su temor a que el Gobierno "haya vuelto a actuar con precipitación" y que la nueva norma "pueda ser una auténtica chapuza, como ya ocurrió con la Ley de Violencia de Género".

Torme afirmó que cualquier proyecto se puede mejorar y que el PP "tratará de hacerlo mediante enmiendas", durante su tramitación. "El PP va a sentarse a dialogar con expertos, y con quien haga falta, para mejorar esta iniciativa, que compartimos, apoyamos y en la que creemos", indicó la portavoz, y añadió que "habrá que estudiar en profundidad el texto y ver en qué términos se aplica la custodia compartida". Torme recordó que "por encima del interés de los padres está el derecho del menor". Por último, la diputada popular pidió que la nueva ley dé solución al pago de pensiones de alimentos.

- CiU: "Globalmente positiva". Mercè Pigem, diputada de Convèrgencia i Unió en el Congreso y abogada de familia, afirmó que la reforma es "globalmente positiva" y que "después de 23 años era necesario darle la vuelta a la ley". CiU considera positivo que la falta de voluntad para mantener un matrimonio "sea suficiente para la disolución del mismo". Pero, según Pigem, "eso no quiere decir que no haya que explicar las causas de la ruptura".

En cuanto a la tutela compartida, CiU considera que la deben decidir los padres "cuando el trato entre ellos sea bueno y haya mutuo acuerdo". "Cuando hay falta de comunicación entre los padres, o diferencias sobre el tipo de educación que debe recibir el menor, la situación cambia. No se puede partir por la mitad al menor", añadió Pigem.

- PNV: el fin de un "calvario" . Margarita Uría, portavoz del Grupo Vasco, valoró en declaraciones a Efe el anteproyecto, ante "el auténtico calvario" que supone someterse al doble proceso judicial de la separación y del divorcio. Según Uría, "hacía tiempo que la sociedad había pedido" una reforma de la ley del divorcio, que hasta el momento era "una asignatura pendiente".

- IU-ICV: "Se van a evitar conflictos". La diputada del Grupo de Izquierda Unida e Iniciativa per Catalunya-Verds, Carme García, aseguró que con la reforma "se van a facilitar mucho las cosas y se van a evitar muchísimos conflictos". García apuntó que seguramente en el proceso de tramitación su grupo introduzca alguna enmienda, aunque "en principio los términos de la ley son positivos". Respecto a la tutela compartida, la diputada aseveró que "los tiempos apuntan a la corresponsabilidad de los padres y las madres. Es la pareja la que se separa, no los hijos de los padres", indicó García. Para IU-ICV, la tutela compartida "no debe aplicarse en todos los casos ni de forma automática". "Son los casos en los que hay problemas, abusos, maltratos, etcétera, en los que los jueces tienen que determinar; en el resto de situaciones es mejor que la pareja lo acuerde extrajudicialmente", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de septiembre de 2004