Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NOTICIAS Y RODAJES

Gómez Pereira aborda en 'Reinas' las bodas de homosexuales

Marisa Paredes, Mercedes Sampietro, Carmen Maura y Verónica Forqué integran el reparto

Mucho ha llovido desde que hace dos años Manuel Gómez Pereira se puso manos a la obra para dar forma a Reinas, una comedia coral en la que todos los contrayentes son hombres y sus madres unas estrellas. Tanto es así que en otoño el director pegó en la portada del primer guión una foto de Pedro Zerolo, concejal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, solicitando en el Registro Civil casarse con su novio, y cuando el filme se estrene el año que viene -si el proceso parlamentario no se tuerce- puede que el edil haya abandonado ya la soltería.

"La realidad ha ido creciendo al mismo tiempo que nosotros íbamos avanzando en la historia", contaba Gómez Pereira esta semana en el set de rodaje en Madrid. A sus órdenes, cinco actrices con muchas tablas -Carmen Maura, Verónica Forqué, Marisa Paredes, Mercedes Sampietro y Bettiana Blum- y nueve intérpretes masculinos encabezados por Tito Valverde, Jorge Perugorría, Lluís Homar, Gustavo Salmerón y Unax Ugalde.

Reinas relata la historia de tres parejas que van a contraer matrimonio en la primera boda gay múltiple en España. En sus cabezas las preguntas se suceden por la intromisión en sus vidas de sus madres: ¿Debo casarme con mi novio que acaba de acostarse con mi madre?, ¿Podremos aguantar que mi madre se venga a vivir con nosotros? Maura y Sampietro no son sólo progenitoras de dos de los contrayentes. La primera es la dueña del restaurante donde se celebrará el convite y la segunda es la juez encargada de oficiar la ceremonia. "Cada historia podría ser una película, pero cada una de ellas la pillamos en el tercer acto, cuando los personajes están en conflicto y se van cruzando unos con otros".

"En Reinas se plantean los mismos problemas que en una relación heterosexual, pero lo que cambia es la relación de la madre con el hijo", explicó Gómez Pereira, que dirige el primer filme enteramente producido por Warner España. El guión lo ha firmado con Yolanda Montero y Joaquín Oristrell, su eterna pareja profesional, con quien antes trabajó en Salsa rosa, Boca a boca, Todos los hombres sois iguales o más recientemente en Cosas que hacen que la vida valga la pena que aún no se ha estrenado. "No queremos desmitificar el mundo de la madre, pero sí hablar de la relación mimética que se produce entre ambos", añadió Gómez Pereira.

En su opinión, la relación madre-hijo "generalmente es más fuerte en el caso de que el hijo sea homosexual". "Tengo amigos homosexuales que recuerdan que cuando tuvieron que hablar de su condición sexual a la primera persona a quien se lo dijeron fue a su madre, que fue la encargada de contárselo al padre y de que éste comprendiese la situación del hijo", prosiguió el realizador de Desafinado y de El amor perjudica seriamente la salud. "Es una comedia de una historia muy real que está pasando. Corresponde a un reajuste social que provoca controversia aquí, en Europa y en Estados Unidos, pero no quiero contar cómo repercute socialmente, como harían los medios de comunicación", aclaró el cineasta.

Desde el pasado septiembre las madres de la película sabían del proyecto, por lo que consiguieron cuadrar las fechas. Los años pasan y cada vez hay menos papeles protagonistas para ellas. Por eso Gómez Pereira rompe una lanza a su favor: "Parece que las películas hay que hacerlas para los jóvenes y con protagonistas de esa edad. Como si no se pudiese contar otro tipo de historias". Lo tiene claro: "Siempre que tengas una idea que apasione tienes que luchar por ellas por encima de modas y de corrientes. Porque ante todo ellas son unas magníficas actrices".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 2004