La Junta y organizaciones agrarias crean un frente para defender el olivar andaluz

El consejero de Agricultura, Isaías Pérez Saldaña y representantes de las cuatro organizaciones agrarias de Andalucía (UPA, ASAJA, COAG y FAECA) acordaron ayer crear un frente común para defender el próximo reparto entre comunidades autónomas de los 1.034 millones de euros que fueron aprobadas por la UE en concepto de ayudas para la nueva OCM del aceite de oliva. Saldaña reiteró en Jaén que Andalucía "no perderá ni un solo euro" de los 838,6 millones que ha venido recibiendo en los últimos cuatro años, y para ello aludió al principio de "neutralidad presupuestaria", que será la posición de partida del Gobierno autonómico y la patronal agraria andaluza en la negociación nacional. Ambas partes defienden que el 100% del reparto de las ayudas se distribuya teniendo en cuenta la producción y no la superficie. Sin embargo, otras comunidades y las mismas organizaciones agrarias a nivel nacional (excepto UPA) defienden que sólo el 60% vaya ligado a la producción. Tal planteamiento provocaría una pérdida de 180 millones que afectaría sobre todo a la provincia de Jaén.

Pero, el consejero reconoció que la Junta estaría dispuesta a desacoplar hasta un 10% de las ayudas a la producción con el objetivo de llegar a un acuerdo, siempre que no se viera disminuida la ficha presupuestaria andaluza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de septiembre de 2004.