Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las condiciones de los socios

Además de los aspectos del debate presupuestario que defenderá conjuntamente con sus aliados en el Gobierno de la Generalitat, Esquerra Republicana (ERC) planteará hoy al PSOE cinco grandes bloques de política social y económica en los que quiere introducir su propio sello.

El primero es un "trato diferenciado" para las pequeñas y medianas empresas, particularmente en materia fiscal. El segundo, una mejora en la situación de los trabajadores autónomos, de forma que "se acerquen" al régimen general de la Seguridad Social. El tercer capítulo en el que ERC quiere influir es el de las pensiones, en el sentido de elevar las inferiores. El cuarto punto de interés es la creación de un fondo de acogida de los inmigrantes, a gestionar por los ayuntamientos y las comunidades autónomas. El quinto y último bloque pretende la creación de un fondo para la "reconversión y mejora de las instalaciones del sector turístico".

Los republicanos conciben estas negociaciones con el PSOE como un proceso con dos momentos. En el primero se discutirán las cuentas del Estado. Pero en el segundo, a emprender de forma inmediata, Esquerra quiere renegociar también lo que su secretario general, Joan Puigcercós, define como "el marco legislativo a un año vista". El PSOE ha de explicar, dijo, qué quiere hacer con la Ley de Estabilidad Presupuestaria, con el salario mínimo y con la ley de Financiación de los Partidos Políticos. Sin acuerdo sobre este tipo de asuntos no podría existir la estabilidad gubernamental en el Parlamento que ERC está dispuesta a apoyar.

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares,que se entrevistará mañana con el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, adelantó ayer que su grupo parlamentario "será beligerante" frente al sistema fiscal, con el objetivo de que "paguen más quienes más ganan".

El grupo de Izquierda Verde defenderá en la negociación de los presupuestos que se destinen inversiones a la mejora de la calidad del empleo y a la lucha contra la siniestralidad laboral y se incrementen las inversiones en Educación, Sanidad y los Servicios Sociales. Defenderá también un plan de energías renovables que reduzca la dependencia respecto del petróleo.

Llamazares sostuvo que el Gobierno tiene que poner fin a la "insensibilidad social, ecológica y cultural" de los presupuestos del PP y reclamó a Zapatero que "desoiga la cicatería" del ministro de Economía, Pedro Solbes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de agosto de 2004