Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un error oficial da vía libre al mayor proyecto comercial de Navarra

El Superior navarro autoriza levantar una gran superficie en Barañain

La historia se ha vuelto a repetir. En 1999, UPN olvidó presentar ante la Junta Electoral Provincial navarra su candidatura municipal al Ayuntamiento de Barañain, lo que le supuso a la postre desaparecer del consistorio de la tercera población de la comunidad foral (21.540 vecinos), cuya alcaldía había mantenido hasta ese momento. Los regionalistas perdieron un consistorio, pero gracias a aquel olvido el aparato del primer partido navarro solucionó una pugna interna para conseguir la ubicación de El Corte Inglés en Pamplona haciendo desaparecer a su grupo local en Barañain. Los ediles apostaban por los planes comerciales para la implantación de una gran superficie en esta localidad colindante con Pamplona.

Cinco años después, un nuevo olvido del Gobierno que preside Miguel Sanz puede dar al traste con el modelo territorial de comercio plasmado en una ley foral cuya aprobación el Ejecutivo regionalista retrasó durante dos años. El nuevo olvido ha reabierto además toda aquella controversia.

La sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha dictado una sentencia por la que se ampara la construcción en Barañain del mayor centro comercial y de ocio de toda la región, una iniciativa empresarial promovida por Río Center con presencia también de El Corte Inglés a través de Hipercor. El consistorio está ahora en manos de los socialistas.

El proyecto viene a trastocar todas las previsiones que habían consensuado las instituciones y el sector comercial navarro durante los últimos años.El error del Gobierno de Unión del Pueblo Navarro consistió en olvidar comunicar tanto al Ayuntamiento de Barañain como a la promotora del proyecto su oposición al mismo. En el año 2000, la Comisión de Ordenación del Territorio rechazó los cambios urbanísticos solicitados por el consistorio de la localidad, pero UPN olvidó informar de ese acuerdo a los interesados. Los jueces han estimado ahora el recurso presentado por Río Center y entienden que aquel silencio administrativo del Departamento de Ordenación del Territorio, del que depende la comisión, que duró cinco meses, se debe interpretar según la ley de forma positiva como aceptación del plan municipal propuesto.

El Ayuntamiento de Barañain, gobernado ahora por el PSN, quiere construir el centro comercial y de ocio, que considera esencial para garantizar la financiación de un municipio que se ha convertido en ciudad-dormitorio donde no queda ya suelo para construir y que apenas cuenta con actividad industrial. La promotora Río Center también mantiene sus planes.

Los socialistas, la Candidatura Independiente y Eusko Alkartasuna de Barañain han ofrecido al Ejecutivo foral diálogo para actualizar el proyecto, mientras que CDN, socio de los regionalistas en el Ejecutivo navarro, también lo apoya.

"Grave negligencia"

Izquierda Unida, mientras, considera "asombroso" el error cometido por el Gobierno que encabeza Miguel Sanz y se ha preguntado, a la vista de los "multimillonarios intereses económicos" que suponen estas iniciativas si se está "ante un monumental error burocrático o ante algo más".

La sentencia del Superior llega después de que el pasado mes de abril el Ejecutivo de UPN aceptase la implantación de nuevas grandes superficies concediendo licencias para las áreas comerciales de Itaroa (Huarte-Pamplona), El Corte Inglés y Conforama (ambas en Pamplona) y Eurodeport y Carrefour (Viana).

La Federación de Comercio de Navarra, que representa a más de 3.000 profesionales del sector, ha calificado de "grave negligencia" la actuación gubernamental y ha exigido que el Ejecutivo de Sanz paralice el proyecto. Reiteran la validez de las razones esgrimidas en el año 2000 para su rechazo, relativas a sus afecciones paisajísticas y a la insuficiencia viaria en los accesos. Además, los comerciantes han anunciado que revisarán la licencia otorgada a El Corte Inglés en Pamplona dado que, al amparo de la ley foral de Comercio, sería incompatible con el proyecto de Barañain y el Gobierno de UPN la otorgó conociendo que éste último aún permanecía pendiente de una decisión de los tribunales.

El actual Ejecutivo regionalista reconoce que la sentencia altera gravemente el modelo comercial definido en la ley, pero ha recordado que la resolución judicial no es firme, si bien la situación es delicada porque Río Center dispone de la licencia comercial otorgada en 1999 por el propio Ejecutivo. La decisión de rechazar el proyecto fue posterior. El portavoz del Ejecutivo de UPN, Alberto Catalán, entiende que los tribunales se han pronunciado sobre la forma y no sobre el fondo de la cuestión.

Aprobada la pasada legislatura merced al impulso de los comerciantes y de la oposición parlamentaria, la ley de Comercio limita la implantación de superficies de más de 25.000 metros cuadrados y escalona en el tiempo la apertura de nuevos centros. El proyecto de Barañain, que cuenta con 47.000 metros cuadrados de superficie comercial y supone cerca de 105 millones de euros de inversión, destinaría 24.000 metros cuadrados a un Hipercor, 10.000 metros cuadrados a otros equipamientos y otros 8.000 a establecimientos de ocio (cines, bolera) y restaurantes. Sus promotores aseguran que supondría la creación de más de 2.000 puestos de trabajo, un 70% del cual sería empleo femenino.

El Corte Inglés está construyendo ya un gran inmueble comercial en el llamado solar de Intendencia, una parcela ubicada en pleno centro de Pamplona, frente al auditorio Baluarte. La empresa de distribución pagó por el suelo un total de 23,5 millones de euros, mientras que el inmueble, cuya inauguración está prevista para el próximo año, costará otros 33 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 2004