Reportaje:

Arranca la fiebre del gas en Guinea Ecuatorial

La estatal GEPetrol, junto a Marathon y BG, abren el camino al negocio con la construcción de la primera planta de GLP

GEPetrol, la petrolera estatal de Guinea Ecuatorial, y la estadounidense Marathon Oil han acordado invertir 1.400 millones de dólares para construir la primera planta de producción de gas licuado de petróleo (GLP) del país africano. La británica BG comprará las 3,4 millones de toneladas métricas que produzca la planta anualmente y las exportará a EE UU y a otros mercados, según la demanda. Guinea Ecuatorial es uno de los tres mayores productores de crudo de África, detrás de Nigeria y Angola. El negocio de la venta de GLP abre aún más el apetito de las petroleras por entrar en Guinea, en un momento en que se ha reabierto el debate sobre la relación entre el sector y la corrupción en el país.

A pesar de que la renta 'per cápita' ecuatoguineana se duplicó en los últimos cinco años, la vida de la gran mayoría de la gente no ha mejorado
La puesta en marcha del negocio del gas aumenta el interés de las petroleras por el país africano, cuyas aguas albergan el 10% del crudo de África

El desarrollo del sector energético de la ex colonia española va a toda máquina. En menos de un decenio, Guinea Ecuatorial ha pasado de ser un exportador de cacao a convertirse en el tercer mayor productor de crudo de África. Ahora inicia una nueva etapa, la de exportador de gas natural. La petrolera estatal GEPetrol y la estadounidense Marathon Oil preven comenzar a exportar 3,4 millones de toneladas métricas de GLP (España consume unos veinte millones de toneladas al año) para 2007.

Ambas compañías, bajo el nombre de la sociedad mixta EGLNG (75%, Marathon, y 25%, GEPetrol), van a construir una planta de licuefacción de gas en la isla de Bioko (la misma que alberga la capital del país, Malabo) que les costará unos 1.200 millones de dólares. La empresa BG, parte de lo que alguna vez fue el monopolio estatal británico del gas, se ha comprometido a comprar durante 17 años la producción de la planta guineana. BG trasladará el gas por barco a su terminal de Luisiana, la mayor de EE UU, para abastecer ese mercado. No obstante, BG ha comunicado que ese gas puede ser destinado a otros mercados, en Europa principalmente, según como evolucione la demanda.

La puesta en marcha del negocio del gas en Guinea Ecuatorial ha aumentado el interés de las compañías petroleras por operar en el país. Desde que se descubrió el yacimiento Zafiro en el golfo de Guinea en 1995, la producción de crudo del país se multiplicó por diez. Distintos estudios han certificado la riqueza en hidrocarburos del golfo de Guinea y se calcula que sus aguas ocultan unas reservas de crudo cercanas a los 114.000 millones de barriles (el 10% del total mundial). Toda la zona marítima frente a las costas de Nigeria hasta las de Angola, pasando por las de Camerún, Guinea Ecuatorial y Gabón, ha sido calificada por la industria petrolera como de "alto potencial".

Los tres grandes yacimientos

Junto al yacimiento Zafiro, el más importante del país es el Alba (situado en el norte de la isla de Bioko), que será el punto de partida del negocio de exportación de gas licuado que comenzará dentro de tres años. El Alba, al este del Zafiro, es la principal fuente de extracción de gas con unas reservas probadas de 1,3 trillones de pies cúbicos (el 10% de todas las halladas en África), y se cree que puede albergar hasta cuatro trillones de pies cúbicos. Desde el norte de la isla de Bioko, bajando hasta la desembocadura del río Muni, donde se halla el yacimiento Ceiba (el tercero del país), las aguas ocultan una mina de oro negro.

ExxonMobil opera junto a Devon Energy el Zafiro, Marathon Oil el Alba y Amerada Hess el Ceiba. Los tres principales yacimientos de Guinea Ecuatorial están en manos de petroleras estadounidenses. El resto de las compañías, las también estadounidenses ChevronTexaco, Vanco Energy, Atlas Petroleum, la australiana Roc Oil, la surafricana Sasol, la británica Energy Africa (filial de Tullow Oil) y Petronas de Malaisia operan distintos bloques en las aguas ecuatoguineanas. Repsol YPF también está presente en el país africano. A finales del año pasado adquirió a la petrolera Vanco el 25% de un bloque de exploración en la desembocadura del Muni, colindante con uno operado por Amerada Hess, y en el que se han producido descubrimientos en los últimos dos años.

La delimitación de las aguas territoriales entre Guinea Ecuatorial y Nigeria en 2000 ha facilitado el desarrollo de los bloques marítimos circundantes a la isla de Bioko. Entre los dos países hubo mucha tensión después de que la petrolera francesa Total descubriera el yacimiento Ekanga. Guinea Ecuatorial reclamó la propiedad de este campo y Nigeria sostuvo que el de Zafiro era una extensión de su territorio. Finalmente, ambos países firmaron en 2002 un acuerdo para explorar conjuntamente el yacimiento Zafiro-Ekanga. No obstante, aún hay disputas por aguas territoriales entre Camerún y Nigeria, y también entre Guinea Ecuatorial y Gabón, sobre la propiedad de la isla de Magne, situada en una zona del golfo de gran potencial petrolífero comprobado.

Todos quieren sacar tajada

Las petroleras que ya están operando en Guinea Ecuatorial y otras como Total y Shell, cuyas actividades están principalmente en la vecina Nigeria, han desplegado todas sus armas para sacar la mayor tajada posible. El sector ya se desarrollaba a toda máquina antes de la puesta en marcha del negocio de la venta de gas, y éste acelerará aún más la inversión extranjera en la exploración y producción de crudo en Guinea Ecuatorial. La inversión estadounidense en el sector petrolero del país ha crecido enormemente y sin pausa desde 1996, y Guinea Ecuatorial es actualmente el cuarto destino favorito de los fondos de EE UU en África Subsahariana, tras Suráfrica, Nigeria y Angola.

El país ha crecido enormemente a la sombra de la industria petrolera en los últimos años, llegando a registrar un incremento del producto interior bruto (PIB) récord del 71,2% en 1997. El crecimiento económico de 2002 fue del 24%, y durante el año pasado, del 15%. Desde que las petroleras comenzaron a operar en aguas de Guinea, los ingresos acumulados pueden haber superado los 3.000 millones de dólares (700 millones sólo en 2003, según el FMI).

No obstante, el crecimiento económico no ha tenido prácticamente ningún impacto en el desarrollo social. A pesar de que la renta per cápita se ha duplicado en los últimos cinco años, la gran mayoría de los poco más de medio millón de ecuatoguineanos no se han beneficiado de ello, ya que, según los datos de Naciones Unidas y del Fondo Monetario Internacional (FMI), la anafabeltización es aún muy alta; la asistencia sanitaria, más que escasa, y las infraestructuras no han mejorado.

Las petroleras y la corrupción política

Desde su independencia en 1968, Guinea Ecuatorial ha tenido dos presidentes. El actual, Teodoro Obiang, asumió el poder en 1979 con un golpe de Estado contra su tío, Francisco Macías, a quien mandó fusilar. Desde su llegada, el régimen de Obiang ha estado en la mira de las organizaciones de derechos humanos por los abusos, la represión política y la corrupción. Esta última se disparó además con el desarrollo del sector petrolero a partir de mediados de los noventa.

Recientemente, el subcomité de investigaciones del Senado de EE UU publicó un informe en que señala que el Banco Riggs, una de las instituciones financieras emblemáticas de Washington, abrió una cuenta para el Gobierno de Guinea Ecuatorial en 1995. Durante los ocho años siguientes también abrió cuentas para el presidente Teodoro Obiang, su esposa, su hijo y otros altos cargos de su Gobierno. Las cuentas, que comenzaron con una cifra de 100 millones de dólares, pasaron a 700 millones al final del mencionado periodo, según el informe. Durante la comparecencia ante el Congreso de ejecutivos petroleros, el vicepresidente del área de producción de ExxonMobil, Andrew Swinger, aseguró que su compañía tenía "un estricto control sobre las inversiones" en Guinea Ecuatorial, y con respecto a los contactos con el Gobierno, dijo que "las relaciones entre el Gobierno y el sector privado en países como Guinea Ecuatorial son usuales dado el limitado número de empresarios locales y gente con estudios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 31 de julio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50