Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

10.000 personas reclaman en el Aplec dels Ports mejoras para la comarca

Sanidad niega una ambulancia y reforzar la asistencia médica en el encuentro de Portell

Mejores carreteras como primer instrumento de cohesión entre los pueblos, medidas contra el grave despoblamiento, más y mejores servicios sanitarios y docentes, mayor seguridad ciudadana, y una comarca limpia de minas de arcilla y de contaminación atmosférica son, entre otros asuntos, los que centran los debates y las reivindicaciones de la vigesimoséptima edición del Aplec dels Ports que este año se celebra en Portell.

La fiesta, organizada por el Ayuntamiento de Portell y la Comissió de Jovens Portallans, se ha visto, precisamente, afectada por una de las discriminaciones más criticadas en el marco del Aplec: la asistencia sanitaria. La Consejería de Sanidad ha negado a esta cita comarcal la presencia de una ambulancia SAMU y el refuerzo de los servicios médicos del ambulatorio de Portell. Según ha denunciado el alcalde de Portell, Álvaro Ferrer, el argumento de las autoridades autonómicas se basa en que "se trata de una fiesta lúdico-reivindicativa que debe cubrir sus necesidades recurriendo a la sanidad privada". Han sido muchos los alcaldes de Els Ports que han denunciado esta actitud hacia un pueblo de casi 200 habitantes que recibe una avalancha de más de 10.000 personas.

El alcalde de Portell, de todas maneras mostró ayer su satisfacción por el desarrollo del Aplec: "Son miles de personas jóvenes que están participando activamente en todos los actos y que, además, son un ejemplo de tolerancia y convivencia ciudadana".

La gran cita del Aplec de Els Ports vuelve a materializarse con el lema Fem que la comarca alce el vol. Más de 10.000 personas han ocupado por unos días este pequeño municipio. La reivindicación, la fiesta y la cultura han abierto las puertas a una participación masiva de jóvenes procedentes, sobre todo, de comarcas de Castellón, Teruel y Tarragona. El Aplec dels Ports abría las puertas el pasado jueves y hasta hoy domingo, el teatro, los debates, exposiciones y la música no han cesado en distintos escenarios. Más de 200 personas colaboran en la organización.

Una hermosa escenografía recorrió la noche del viernes las calles de Portell anunciando la llegada del 27º Aplec. El viaje de Ulises hacia Itaca, convertida en un mar de piedra y tierra de ilusiones, fue el argumento que eligió Valentí Piñot para dirigir el acto de inauguración. A partir de este momento no han cesado las actividades. La próxima edición se celebrará en Morella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de agosto de 2004