Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La colección 'De pictura' resume 50 años de arte español

Picasso, ceramista en el Círculo de Bellas Artes

Una historia de la pintura española de la segunda mitad del siglo XX se puede recorrer en la exposición Pintura española 1950-2000, abierta en el Círculo de Bellas Artes de Madrid (Alcalá, 42, www.circulobellasartes.com, hasta el 12 de septiembre), con una selección de los fondos de la colección privada De pictura. El mismo centro ofrece durante el verano exposiciones de cerámicas de Picasso y pinturas negras de Karen Gunderson.

"Es una selección de artistas y de obras significativas", declara Javier Lacruz, comisario de la exposición y director artístico de la colección De pictura, formada por Mariano Yera desde los años noventa. El fondo comenzó con gran parte de la producción del grupo Trama, formado por los pintores Broto, Grau, Rubio y Tena y el escritor Jiménez Losantos, en los años setenta, dentro de la tendencia de pintura-pintura.

La colección tiene unas 300 obras que identifican a artistas y movimientos. Para el montaje de la muestra en la sala Picasso, Javier Lacruz ha realizado una selección que comienza con piezas de los artistas de los grupos Pórtico y Dau al Set, que tienen un espacio propio, para seguir por el grupo El Paso y los informalistas, con piezas o conjuntos de Canogar, Feito, Millares, Rivera, Saura, Tàpies y Viola. El compromiso de los años sesenta está en las figuras de Equipo Crónica y Equipo Realidad y Eduardo Arroyo, con cuadros de sus primeras exposiciones en el exilio.

Con una mayor presencia de abstractos frente a los figurativos, dos cuadros de Gordillo, salvados de un intento de destrucción del artista, según el comisario, abren otro espacio con piezas de Palazuelo, Guerrero, Hernández Pijuan, Equipo 57 y Ràfols-Casamada. En otro espacio se han situado los grandes lienzos de los ochenta y noventa, con las telas de Navarro Baldeweg, Barceló, Broto, Campano, Uslé, García Sevilla y Alcolea, entre otros.

La sala Goya, con el mismo horario de tarde, presenta unas 40 obras de cerámica de Pablo Picasso, pertenecientes a la colección Serra y Es Baluard, museo de arte de Palma de Mallorca. La mayor parte de las piezas son fuentes y jarras, con temas de toros, mitología, figura femenina, naturalezas muertas y animales. Algunas fotografías recogen al pintor en talleres de Vallauris cuando en 1949 descubre la cerámica. La programación del centro se completa con la sala Minerva, donde la norteamericana Karen Gunderson expone sus "cuadros negros". Según la artista, "el negro es sinónimo de vida" y a través de sus series de flores y plantas quiere destacar la luz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 2004