Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento inicia una campaña para luchar contra el ruido en Gràcia

El distrito de Gràcia inicia hoy una campaña para luchar contra la contaminación acústica en el barrio, bajo el lema A Gràcia no facis soroll, dentro de la promoción del civismo que lleva a cabo el Ayuntamiento de Barcelona y que incluye la limpieza, los espacios de convivencia y la movilidad.

Para ello, el distrito pasará hasta el 15 de septiembre un anuncio publicitario en las 26 salas de los seis cines que hay en el barrio. Además, se repartirán folletos y adhesivos a la salida del metro de Fontana, en las plazas donde haya más gente, en los locales de mayor concurrencia y en aquellos lugares donde pueda existir una mayor influencia acústica para la población. Por otro lado, también se colgarán pancartas en las que personas del barrio piden menos ruido en Gràcia.

El objetivo de la campaña, explica Ricard Martínez, concejal del distrito, es "fomentar el debate entre las personas que disfrutan del ocio nocturno y hacer que tomen conciencia de que su derecho a divertirse no debe realizarse a costa del derecho al descanso de los vecinos".

El barrio de Gràcia es uno de los distritos más afectados por la contaminación acústica en Barcelona y sufre el ruido de manera más intensa con la llegada del verano. En los últimos meses, la Plataforma Vila de Gràcia contra los Ruidos ha organizado manifestaciones bajo el lema Gràcia quiere descanso. Además, el Ayuntamiento no concede licencias de aperturas de bares y restaurantes en el barrio desde principios de este año debido a la saturación de este tipo de establecimientos que padece el barrio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de julio de 2004