Aznar acusa al PSOE de haber ganado las elecciones "como consecuencia del 11-M"

El ex presidente afirma que reformar la Constitución es "el mayor error" porque hay secesionismo

José María Aznar, ex presidente del Gobierno, aprovechó ayer la inauguración de un campus de la Fundación FAES, que preside, para desacreditar la victoria socialista en las elecciones del 14-M y vincularla a los atentados terroristas registrados tres días antes en Madrid, en los que murieron 190 personas y otras 1.500 resultaron heridas: "El PSOE llegó al Gobierno como consecuencia del 11 de marzo; ellos lo saben y los demás también". Proclamó que el único proyecto del Gobierno socialista "consiste en el derribo sistemático y concienzudo" de lo que hizo el PP en ocho años. Desautorizó, como "el mayor error imaginable", cualquier reforma constitucional en España, debido al "secesionismo político y la amenaza del terrorismo separatista". Y criticó la nueva Constitución Europea... Todo ello, la víspera del comienzo de la comisión parlamentaria del 11-M.

Más información

Aznar es presidente de FAES, la única fundación de análisis político del PP. Mariano Rajoy es su vicepresidente. Aznar inauguró ayer en Navacerrada (Madrid) un ciclo de cuatro seminarios de esa fundación, que clausurará Rajoy el día 18. Y anunció que él quiere que FAES sea "un punto de referencia inexcusable" en "la batalla de las ideas". Ayer irrumpió con las suyas, que incluyen el cuestionamiento de la victoria socialista.

Muy poco después, en la sede del PP, el número dos de ese partido, Ángel Acebes, respondió a los periodistas que él y el PP están "de acuerdo en todo" con Aznar. Desde luego, con la vinculación de la victoria socialista con los atentados. También sobre lo "inoportuno" que es, afirmó, reformar la Constitución, aunque el PP quiere participar y negociar esa reforma con el Gobierno. Y, además, Rajoy ha declarado en distintas ocasiones que le parece bien la reforma para incluir los nombres de las autonomías o una mención a la Constitución europea. Ayer, Aznar calificó cualquier reforma constitucional como "el mayor error imaginable", porque en España conviven "simultáneamente el secesionismo político y la amenaza del terrorismo separatista".

La argumentación de Aznar sobre la relación de los atentados y las elecciones fue como sigue: "No veo un proyecto político para España en el partido que gobierna. No es extraño. El Partido Socialista llegó al Gobierno como consecuencia del 11 de marzo; ellos lo saben y los demás también. Antes del 11 de marzo no tenía un proyecto; ellos lo sabían y los demás también. No esperaban gobernar; ellos no lo esperaban y los demás tampoco". Después, en el coloquio, apostilló que la izquierda llevará "un baldón colgado del cuello toda su vida" por la "profundamente antidemocrática" jornada de reflexión del 13 de marzo.

Aznar sólo ve en el PSOE "marketing [mercadotecnia], demagogia y esa cosa que ahora se llama talante". Y tres meses después de las elecciones sólo ve un proyecto en el Gobierno: "El derribo sistemático y concienzudo de todo lo que ha hecho de España un país fuerte y próspero". Citó la ruptura de su alianza con EE UU debido a la salida de las tropas españolas de Irak: "Salir corriendo no es una política, es sencillamente la mejor fórmula para perder la confianza de los amigos y el respeto de los adversarios"; la suspensión de la Ley de Calidad de la Educación; la anulación del trasvase del Ebro; el equilibrio presupuestario para "crear empleo". Y, sobre todo, Aznar mantuvo que el Gobierno "trabaja ya para dar por concluido el gran pacto constitucional que ha hecho de España una nación unida en su diversidad autonómica".

La reforma constitucional anunciada por el Gobierno, sobre la que Rajoy, líder del PP, se ha declarado dispuesto a hablar y negociar, es un riesgo que, según Aznar, puede "poner sobre la mesa un cambio de régimen político". Lo más grave, dijo, es "una reforma del Senado que no se ha explicado". Arrancó con sus preguntas: "¿Qué significa hacer del Senado una verdadera Cámara de las autonomías? ¿Es que no lo es?". Se contestó que "en el momento en el que se tome el bisturí y se empiece a hacer cirugía constitucional veremos de cerca algunos riesgos que quedaron felizmente superados en la Transición".

La Constitución europea también fue muy duramente criticada por Aznar. Rajoy ha declarado que el PP pedirá el "sí" en el referéndum para su ratificación, tras censurar al Gobierno por la pérdida de poder respecto al Tratado de Niza que, en todo caso, será el que opere hasta 2009. Aznar fue más duro. "Teníamos prácticamente el mismo poder que los países grandes y, lamentablemente, hemos decidido retirarnos. No nos han echado, sino que nos hemos ido voluntariamente de la mesa de los grandes, de los que deciden, a la mesa de los niños", afirmó. Todo porque, según Aznar, "las retiradas son el signo de los nuevos tiempos".

José María Aznar y Juan Velarde, en la inauguración del campus de la Fundación FAES.
José María Aznar y Juan Velarde, en la inauguración del campus de la Fundación FAES.MANUEL ESCALERA

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de julio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50