Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La piedra de la libertad

Nueva York comienza a construir el edificio central de la 'zona cero'

El Día de la Independencia, 228 años después, será recordado en Estados Unidos como el del renacer del World Trade Center. En una ceremonia llena de simbolismo celebrada ayer entre las ruinas de su antiguo aparcamiento, en la conocida zona cero, se colocó la primera piedra que marca el inicio oficial de la construcción de la Torre de la Libertad, el edificio central que se alzará en el vacío que dejaron las Torres Gemelas el fatídico 11 de septiembre de 2001. Será el rascacielos más alto y seguro del mundo.

La ceremonia comenzó a las 10.00, hora local en Nueva York (16.00 en la España peninsular), con un último rezo que marcó el 4 de julio de 2004 como el día de la "resurrección" del World Trade Center. Giulian, de 13 años, un chico negro, hijo de uno de los policías de la Autoridad Portuaria que murió el 11-S, leyó un pasaje de la declaración de la Independencia antes de que se desvelara el grabado de la piedra en memoria de las 2.748 víctimas del ataque terrorista: "Para honrar y recordar a los que perdieron sus vidas el 11-S, como tributo al eterno espíritu de la libertad".

El edificio que sustituirá a las Torres Gemelas pretende ser el rascacielos más seguro del mundo

El cubo rectangular de granito negro y gris de 20 toneladas, del que destellan reflejos rojos y verdes, fue colocado después en la base de la que será la esquina sureste del futuro coloso, que se alzará en el extremo norte de la zona cero más cercano al río Hudson. El bloque procede de una cantera en las montañas de Adirondack y se conoce como la gema de Nueva York. La compañía que se encargó de acondicionarla le llama "la piedra de la libertad". El bloque se verá durante un año.

La Torre de la Libertad será el edificio central del nuevo centro financiero en la isla de Manhattan y simboliza "el poder de la libertad", como señaló el gobernador del Estado de Nueva York, George Pataki. "Hoy estamos poniendo la piedra angular, la fundación de una nueva torre". Su diseño es puro y simple, y pretende ser una réplica moderna de la Estatua de la Libertad. Sus 1.776 pies de altura (610 metros) simbolizan el año que marcó la independencia de EE UU y romperá el récord que ostentan las Torres Petronas en Kuala Lumpur (425 metros). El cuerpo habitable contará con 70 pisos, para no superar la altura a la que impactaron los dos aviones.

El edificio cumplirá con los estándares más rigurosos en términos de concepción, seguridad, calidad y tecnología, para que además sea el rascacielos más seguro del mundo. El coste estimado de la obra es de 1.500 millones de dólares y será financiado en parte con el seguro que cubría a las antiguas Torres Gemelas. "No había un día más apropiado [para comenzar la obra]", dijo el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg. "Se ha dado un paso increíble para la reconstrucción de la zona cero", afirma Daniel Libeskind, el arquitecto que junto a David Childs ha concebido el plan original de la torre.

Pero todavía hay cierta incertidumbre sobre cuándo comenzarán las máquinas a trabajar realmente en la zona cero, después de 34 meses de vacío, porque el diseño definitivo no está cerrado. La idea es que la construcción de la magistral torre esté concluida para 2009. El plan para la rehabilitación del Word Trade Center contempla cuatro torres más, que se construirán entre 2009 y 2015, junto a un memorial para recordar y reflexionar sobre lo que pasó el 11-S. Pero los familiares de las víctimas de las Torres Gemelas consideran que el inicio de la obra es "prematuro" y temen que se dañe un lugar que consideran "sagrado", por eso piden más medidas "para preservar los restos" que quedaron de los atentados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de julio de 2004