LAS RELACIONES TRANSATLÁNTICAS | Cumbre de Irlanda

EE UU considera que Turquía cumple ya las condiciones

Estados Unidos ha defendido siempre a Turquía, un aliado fiel por cuya plena integración en la comunidad europea de naciones ha abogado repetidamente la Casa Blanca. Ayer, el presidente George W. Bush confirmó esta relación privilegiada con su aliado del Mediterráneo oriental y pidió en público que la UE admita en su seno al país de Kemal Ataturk. Fue lo primero que dijo Bush, tras felicitar a la Unión Europea por su reciente ampliación a 25 miembros, una extensión que "acaba con los últimos restos del telón de acero": la Unión Europea debe admitir a Turquía.

"Como Turquía cumple las condiciones de la Unión Europea, la Unión Europea debería abrir negociaciones que lleven a la plena integración de la República de Turquía", señaló el presidente, de una forma directa, abrupta e inesperada, como primera declaración sobre el resultado de la cumbre euro-estadounidense. "Turquía es una nación orgullosa que une con éxito una identidad europea con tradiciones islámicas".

Más información

El Gobierno de Ankara lleva más de 40 años aspirando a entrar en el club comunitario y en 1999 se le fijaron unos criterios (derechos humanos, imperio de la ley, respeto a las minorías...) que debe cumplir para ser admitido. La propia UE se dio de plazo hasta este año para decidir. Todo depende del informe que en octubre debe presentar la Comisión, en el que se basará el Consejo Europeo (jefes de Estado y de Gobierno) para pronunciarse en diciembre. Hasta ahora sólo ha habido indicios de que la respuesta será positiva, guiños a los que se han unido voces que manifiestan dudas sobre la pertinencia de la integración del gigante euroasiático, con alrededor de 70 millones de habitantes en la actualidad, que se acercarán a los 82 millones de Alemania cuando se produzca la plena integración.

Los democristianos alemanes son los más renuentes a la integración. Pero no sólo ellos. El presidente austriaco declaró la semana pasada que Turquía podría estar preparada para la UE, pero que la UE no estaba preparada para Turquía. Si la UE decide en diciembre admitir a Turquía, se abrirá una negociación que durará lustros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de junio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50