Todos los grupos del Parlament, excepto el del PP, apoyan la 'tasa Fuster'

La Asamblea Nacional de Entidades, que agrupa a instituciones culturales de los todos territorios en los que se habla la lengua catalana, presentó ayer en el Parlament la tasa Fuster, iniciativa que consiste en el pago voluntario de un euro al mes con el fin de apoyar la "unidad y la difusión de la lengua catalana". Los fondos se destinarán cada año a un proyecto que impulse el catalán allí donde "esté especialmente amenazado". Una fundación, que aún debe constituirse, los gestionará. El proyecto recibió el respaldo de todos los grupos parlamentarios, con la excepción del PP.

"Queremos dar un impulso a este proyecto. Para que funcione el país es necesario el apoyo de todos los territorios de lengua catalana y de sus instituciones", afirmó el presidente del Parlament, Ernest Benach. Los impulsores de la tasa Fuster (que toma el nombre del desaparecido escritor valenciano Joan Fuster) pidieron a los medios de comunicación públicos, sobre todo a TV-3 y Canal 9, un espacio como La marató, para recaudar fondos.

A la propuesta se han adherido instituciones culturales (Òmnium Cultural, el Institut Joan Lluís Vives, la Obra Cultural Balear, el Institut d'Estudis Catalans y Acció Cultural del País Valencià, entre otras), asociaciones deportivas (FC Barcelona, la Federación Catalana de Fútbol, el Centro Excursionista de Cataluña y la Federación de Entidades Excursionistas de Cataluña), instituciones religiosas (los monasterios de Montserrat y Poblet), varios colegios profesionales catalanes (el de periodistas, el de ingenieros industriales y el de farmacéuticos, entre otros), sindicatos (UGT y CC OO de Cataluña y Unió de Pagesos), instituciones municipales (la Federación de Municipios de Cataluña y la Asociación Catalana de Municipios y Comarcas) y la patronal Pimec-Sefes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS