Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno nombrará a Carlos Westendorp nuevo embajador en Estados Unidos

El Consejo de Ministros estudiará el próximo viernes la solicitud de plácet a Washington

El Consejo de Ministros estudiará el próximo viernes pedir al Gobierno de Estados Unidos el plácet para que Carlos Westendorp, ex ministro socialista de Asuntos Exteriores, sea el nuevo embajador español en Washington. De esta manera, el Ejecutivo escoge como representante ante la Administración norteamericana a un político con relevante y dilatada experiencia en la diplomacia española. Westendorp entabló una buena relación con autoridades estadounidenses en la negociación de la Declaración Transatlántica de la UE y EE UU, firmada en Madrid en 1995.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, llamó el pasado jueves a Carlos Westendorp para comunicarle el propósito del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de nombrarle embajador en Estados Unidos. Moratinos le adelantó que Zapatero le llamará para conversar con él en una fecha muy próxima. El jefe del Ejecutivo quiere que el Consejo de Ministros estudie en su próxima reunión la solicitud de plácet a Estados Unidos para que Westendorp sea el próximo embajador español en Washington.

El cargo de máxima responsabilidad en la Embajada en Estados Unidos se encuentra vacante desde que Javier Rupérez, embajador desde junio de 2000, asumió el pasado 14 de mayo el puesto de director ejecutivo del Comité Antiterrorista de la ONU, a propuesta del secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan.

Carlos Westendorp, de 67 años, divorciado y padre de tres hijos, ha ocupado numerosos altos cargos de responsabilidad en la política exterior española desde que ingresó en la carrera diplomática en 1964. Desde 1975 a 1979 ejerció como consejero para Asuntos Económicos y jefe de la Oficina Comercial de la Embajada de España en La Haya. Luego, fue secretario general para las Comunidades Europeas (1985-1986) y embajador ante la Comunidad Económica Europea (1986-1991).

Durante los cuatro años siguientes dirigió la Secretaría de Estado para las Comunidades Europeas. En ese periodo intensificó sus relaciones con autoridades norteamericanas, con motivo de la Declaración Transatlántica, un documento que estrechaba lazos entre la Unión Europea y Estados Unidos y que fue firmado en Madrid, al final de la presidencia semestral española de la UE, en un acto al que asistió el presidente de EE UU, Bill Clinton.

Westendorp fue el último ministro de Asuntos Exteriores de los Gobiernos de Felipe González, desde diciembre de 1995 a la toma de posesión del Gabinete presidido por José María Aznar. Éste le designó en mayo de 1996 embajador de España en la ONU.

Un año después, Carlos Westendorp fue nombrado mediador internacional en la antigua Yugoslavia, y posteriormente Alto Representante de la Comunidad Internacional para Bosnia.

En las elecciones europeas de junio de 1999, fue elegido eurodiputado en la candidatura del PSOE. En la Eurocámara, presidió la Comisión de Industria, Comercio Exterior, Investigación y Energía.

El 18 de junio de 2003 presentó su renuncia como eurodiputado, tras haber sido elegido diputado autonómico de la Comunidad de Madrid en la candidatura encabezada por Rafael Simancas (PSOE). Como parlamentario de más edad, presidió la Mesa de la Asamblea en el pleno en el que se produjo la deserción de los diputados electos socialistas Eduardo Tamayo y Teresa Sáez. En la repetición de las elecciones autonómicas madrileñas, en octubre de 2003, Westendorp fue elegido de nuevo diputado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de junio de 2004