Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cartas inéditas descubren la relación de James Joyce con escritores españoles

La exposición 'Joyce y España' documenta la publicación de la obra del escritor irlandés

La exposición Joyce y España, abierta en el Círculo de Bellas Artes de Madrid (Marqués de Casa Riera, 2, www.circulobellasartes.com, hasta el 31 de julio), descubre las relaciones del autor de Ulises con los escritores Antonio Marichalar y Juan Ramón Masoliver y el artista César Abín, que le hizo una caricatura en forma de interrogación en París, en 1932, con motivo de los 50 años del escritor. La muestra, que tiene documentos inéditos, viajará después a la Fundación Gonzalo Torrente Ballester, de A Coruña, y al Instituto Cervantes de Dublín.

El periodista Carlos G. Santa Cecilia ha reunido el material que investigó en su libro La recepción de James Joyce en la prensa española, 1921-1976 (Universidad de Sevilla, 1996). La sala Juana Mordó presenta la exposición Joyce y España, organizada por el Círculo de Bellas Artes y la Fundación Winterthur, que coincide con el primer centenario del Bloomsday. Las calles de Dublín, en la pasada primavera, aparecen en las fotos de Valerie de la Dehesa, como un paseo sin Leopold, Molly Bloom y Stephen Dedalus.

Las paredes de la sala se han cubierto de fotografías de Joyce (1882-1941), con retratos ya clásicos como el de su amigo C. F. Curran de 1904, con el escritor con zapatos de tenis blancos y gorra de capitán de yate, ante la librería Shakespeare de París con Sylvia Beach, primera editora de Ulises, y otras imágenes de Man Ray, Josef Breitenbach y Gisèle Freund. En otra pared se extienden los originales de Eduardo Arroyo, Etapas de la vida, de 1992, para la edición ilustrada de Ulises del Círculo de Lectores, que se completan con el vídeo Recreación de Dedalus en Compostela de Vicente Risco, fundador de la revista Nós, en la que escribió sobre Joyce, y una proyección sobre Gibraltar para recordar el nacimiento de Molly Bloom, de madre española.

"El conocimiento de Joyce en España abre el camino de la modernidad", según Carlos G. Santa Cecilia, comisario de la muestra. Señala que hasta llegar a la primera traducción de Ulises en 1976 por José María Valverde, la difusión de Joyce empieza por Ortega y Gasset y la Revista de Occidente y sigue con los nacionalistas gallegos y catalanes, muy interesados en el proceso político de Irlanda, y las vanguardias literarias. Añade que tras la Guerra Civil, Joyce fue condenado por obsceno, a pesar de la defensa de Torrente Ballester, y hasta los años sesenta no se integra en la literatura española, con Luis Martín-Santos y Juan Goytisolo.

La muestra documenta la difusión de Joyce en España, a través de las publicaciones y ediciones de sus obras y en la correspondencia con escritores como Antonio Marichalar, marqués de Montesa, cuya investigación de su legado en la Real Academia de la Historia ha proporcionado testimonios inéditos, como las cartas de Joyce de 1925 y las de Sylvia Beach del mismo año. Entre los papeles de Marichalar también se ha encontrado una carta de protesta por la edición pirata de Ulises en Estados Unidos, fechada en París en 1927. En otras vitrinas se han abierto las páginas de revistas y periódicos con referencias a Joyce, como Destino, La Gaceta Literaria, Arriba, La Estafeta Literaria e Informaciones de 1970, con un artículo de Juan Benet que califica a Joyce de costumbrista. También figura una larga carta de Joyce a Dámaso Alonso, fechada en París en 1925, con detalles por páginas para su traducción de Retrato del artista adolescente. El catálogo incluye textos de Juan Goytisolo, César Antonio Molina, Julián Ríos, Carlos G. Santa Cecilia, Francisco García Tortosa, Antonio Raúl de Toro Santos, Domingo Ródenas de Moya, Juan Antonio Masoliver y José María Moreno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de junio de 2004