Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones Europeas

La coalición Por la Europa de los Pueblos alcanza su objetivo de mantener un eurodiputado

La coalición Por la Europa de los Pueblos alcanzó ayer su objetivo, mantener el escaño que tenía en el Parlamento Europeo. El éxito de la coalición formada por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Eusko Alkartasuna (EA), Chunta Aragonesista (CHA) y Partido Socialista de Andalucía (PSA) no provocó júbilo en la sede del primer partido, el que aportó el grueso de los votos y presentaba al candidato que ocupará el escaño, Bernat Joan. Tanto la baja participación como el aumento de la bipolarización entre el PSOE y el PP fueron considerados un dato muy malo para las fuerzas nacionalistas de Cataluña y País Vasco.

Pero en Cataluña, los republicanos consiguieron el 11,8% de los votos, lo que supone casi doblar el 6,5% que habían obtenido en las anteriores elecciones europeas. Un nuevo éxito. Eso permitió al líder de ERC, Josep Lluís Carod, afirmar que su partido ha consolidado el crecimiento registrado en las elecciones municipales, autonómicas y legislativas. "ERC comenzó doblando sus votos en las municipales y cierra el ciclo electoral doblando en las europeas", afirmó.

Esto era lo que ERC esperaba y lo que Carod definió como "haber hecho los deberes". El dato principal de los resultados de ayer era para su partido haber logrado ser una de las dos fuerzas que aumentó su porcentaje respecto a los de 1999. El otro es el partido socialista, el ganador de las elecciones.

El segundo dato muy importante para ERC en la jornada de ayer era el fuerte descenso sufrido en Cataluña por sus rivales de Convergència i Unió (CiU), que formaban la coalición Galeusca junto con el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y el Bloque Nacionalista Galego (BNG). Carod destacó que ERC ha pasado a tener la misma representación que CiU en el Parlamento Europeo, pues de los tres diputados logrados por Galeusca sólo uno es de CiU. Y eso supone que Unió Democràtica de Catalunya (UDC), el segundo partido de CiU, ha pasado a la condición de extraparlamentario en Bruselas. "Es el primer empate de ERC y CiU en unas elecciones europeas", señaló Carod.

El avance logrado en la disputa con CiU por el espacio electoral nacionalista no impidió a los republicanos darse cuenta, sin embargo, de que los 12 puntos porcentuales perdidos por CiU habían permitido al PP situarse como segunda fuerza en Cataluña. Algo que no les gusta nada. Para el líder de los republicanos eso significa que CiU no hizo sus deberes. "Que CiU reflexione", dijo Carod, "si es bueno para Cataluña haberse pasado toda la campaña electoral cargando contra ERC para terminar perdiendo dos diputados".

Al buen resultado de la coalición contribuyó que tanto Eusko Alkartasuna como Chunta Aragonesista mantuvieran sus cotas. Un 7,8% en el País Vasco y un 6,16 en Aragón. Aunque en cifras absolutas son datos menores, el 2,92% logrado por la coalición en las Islas Baleares y el 0,91 en la Comunidad Valenciana fue considerado también como un éxito por Bernat Joan. "Esquerra ha entrado con fuerza en las islas Baleares y Pitiusas y en el País Valenciano", afirmó. Ése fue el único momento en que los dos escasos centenares de afiliados que acudieron al hotel donde el partido recibió los resultados lanzaron algunos vivas y un aplauso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de junio de 2004