Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones Europeas

El PSOE revalida su hegemonía en España pese al avance del Partido Popular

El PSOE ganó ayer los comicios con mayor abstención en la historia de España tres meses después de lograr la victoria en las elecciones generales y un año después de ser el partido más votado en las elecciones municipales. Sólo un 46% de los 34,5 millones de ciudadanos llamados ayer a las urnas acudieron a votar, 16 puntos menos que en las últimas elecciones europeas de 1999.

El 13-J siguió el camino marcado por el 14-M con escasas variaciones. El vuelco de las pasadas elecciones generales, que devolvió al Partido Popular a la oposición tras ocho años de gobierno, se mantuvo ayer en los comicios europeos con unos resultados que consolidan la hegemonía socialista en España con un porcentaje de voto casi calcado del logrado hace tres meses (43,30%, tres centésimas más que el 14-M). El PP sigue segundo pese a recuperar 3,5 puntos respecto a su cosecha del 14-M (del 37,81% pasa al 41,30%).

El PSOE gana con 25 escaños y el 43,3% de los votos, frente al 41,3% del PP, que obtiene 23 escaños

Socialistas y populares ganan 10 puntos respecto a las últimas europeas y logran 48 de los 54 escaños en juego

Las elecciones europeas registran la participación más baja de la historia con el 46%, 17 puntos menos que en 1999

En el reparto de escaños, el PSOE se queda con 25 asientos en el Parlamento Europeo y el PP con 23. Entre los dos partidos mayoritarios en España sumaron ayer el 84,6% de los sufragios (48 de los 54 escaños en liza), 10 puntos más que en los últimos comicios europeos de 1999.

Jaime Mayor Oreja, candidato del Partido Popular, fue el primero en reaccionar a lo ocurrido con una comparecencia en solitario y un prolongado discurso en el que se olvidó de felicitar al vencedor. Mayor consideró que su partido había logrado "un excelente y gran resultado", destacó la subida de más de tres puntos respecto a las últimas elecciones generales y recordó que había sido el mejor resultado en porcentaje de voto de la historia de elecciones europeas del PP (un punto más que el mejor resultado conseguido en 1994). "La España constitucional ha salido fortalecida por los resultados del Partido Popular y por el resultado global de los partidos constitucionalistas que defendemos la Constitución", concluyó Mayor.

El secretario general del PP, Mariano Rajoy, salió a continuación para expresar su alegría con los resultados electorales del 13-J: "Estamos muy contentos. El PP ha demostrado su fortaleza".

El candidato socialista, José Borrell, compareció unos minutos después ante los periodistas para evaluar el alcance de la victoria: "El PSOE ha ganado las elecciones generales y ha ganado las elecciones europeas. Ganamos en marzo con mucha participación y hemos ganado ahora con mucha abstención. En cualquier circunstancia ganamos. Es la tercera victoria consecutiva".

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se sumó a la celebración con una intervención moderada: "Hemos tenido una buena jornada electoral. Me siendo orgulloso de ser el secretario general del PSOE".

Casi 306.000 votos y dos puntos separaron ayer al PSOE (6,6 millones de votos) del PP (6,3 millones). En las elecciones generales (con 27 puntos más de participación) la diferencia fue de cinco puntos y 1,4 millones de votos.

El resto de las formaciones políticas perdió terreno en las elecciones de ayer. La coalición Galeusca (CiU, PNV y BNG, entre otras) se alzó con el tercer puesto (5,29% de los votos y tres escaños); seguida de IU, que continuó su caída (4,16% y dos escaños) y de Europa de Los Pueblos (ERC, EA y Cha, entre otros) con el 2,49% y un escaño. Los representantes de la candidatura que integraron Coalición Canaria y el Partido Andalucista se quedan fuera del Parlamento Europeo.

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, compareció a las 23.30 para reconocer el mal resultado de su coalición. Llamazares confesó que su formación no había sido capaz de recuperar el voto que supuestamente prestó al PSOE en las últimas elecciones generales, lo que supone "un fracaso político". "Tenemos que analizar nuestros errores, problemas e incapacidades", concluyó.

Si la comparación de los resultados de ayer se hace con las últimas elecciones europeas, el triunfo de los socialistas es de mayor calado. El PSOE recupera el primer puesto perdido en las elecciones europeas de 1994 y sube ocho puntos en porcentaje de voto.

El PP, pese a obtener su mejor resultado en este tipo de elecciones, pierde la hegemonía que mantuvo en los dos últimos comicios al Parlamento Europeo con porcentajes de votos parecidos al cosechado ayer (40,1% en 1994 y 39,7% en 1999).

La bajísima participación registrada desconcertó a los grandes partidos, que hicieron cábalas durante toda la tarde respecto a quién podría haber movilizado más y mejor a su electorado.

En el Partido Popular interpretaron que la baja participación les beneficiaría dado que en las comunidades donde es hegemónico (Castilla y León, Galicia, Valencia...) el porcentaje de ciudadanos que se había acercado a las urnas era de entre cinco y 10 puntos mayor que en la mayoría de las autonomías donde gobierna el PSOE. Andalucía o Cataluña rozaban el 30% de participación a las seis de la tarde mientras que a esa misma hora Castilla y León y Valencia alcanzaban el 40%.

Los avances facilitados por el Ministerio del Interior registraban a las seis de la tarde una participación (33,91%) incluso inferior a la registrada en 1999 a las dos de la tarde (35,15%). Los temores se confirmaron al cierre de los colegios electorales con una participación del 45,94%. De las 17 autonomías, el PSOE ganó en cinco (Asturias, Extremadura, Andalucía, Cataluña y Aragón); el PP en 11 y la coalición Galeusca, que integraban CiU, BNG y PNV, en Euskadi.

Resultados por autonomías

El PSOE logró su mejor resultado en Andalucía (54% de votos) mientras el PP repitió su mejor éxito en Murcia (59%). Las comunidades del trasvase del Ebro mantuvieron firme su apuesta. En Aragón y Cataluña (opuestas a esa obra) ganó el PSOE. En Murcia y Valencia (favorables a la infraestructura) venció el PP. En la provincia de Almería (supuestamente beneficiada por el trasvase) ganó el PSOE. El próximo viernes, el Consejo de Ministros derogará ese proyecto aprobado por el Ejecutivo del Partido Popular.

En Euskadi se registró un 12% de votos nulos y en Navarra un 7%. Este alto porcentaje, según los expertos, corresponde a votantes partidarios de Herritarren Zerrenda (HZ), la candidatura anulada por el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional por su vinculación con Batasuna, la formación ilegalizada.

En Cataluña, la victoria de los socialistas fue contundente, mientras que el PP relegó a CiU al tercer puesto. En Castilla-La Mancha, los populares revalidaron su victoria electoral de las pasadas europeas, mientras que en Extremadura venció el PSOE. Todo en una jornada electoral dominada por la abstención.

José Blanco, secretario de Organización del PSOE, consideró preocupante la baja participación: "Todos los partidos debemos reflexionar sobre la necesidad de que nuestras sociedades tomen mayor conciencia sobre la importancia de las instituciones europeas". La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, valoró el hecho de que España, pese a los bajos registros, fuera uno de los países de la Unión Europea donde mayor participación se registró. Y recordó que en apenas un año, los ciudadanos habían acudido a las urnas en tres ocasiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de junio de 2004