Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones Europeas

El PSOE celebra los resultados como la confirmación de que el 14-M "no fue un espejismo"

Borrell afirma que con más participación la ventaja sobre el PP habría sido mucho mayor

Los socialistas ven en el resultado obtenido en las europeas como la consolidación de un cambio político en España, según se desprende del análisis de los resultados que esta mañana ha realizado la dirección federal del partido. El PSOE también ha pedido al Partido Popular que se convenza de que el resultado del 14-M "no fue un espejismo".

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, se ha dirigido a la oposición y ha mostrado su confianza en que tras los resultados de ayer "se haya cerrado un capítulo de deslegitimación hacia lo que decidieron los ciudadanos libremente".

En cuanto a los datos de participación, Blanco ha reiterado el sentimiento de la clase política expresado ayer y ha lamentado la alta abstención, señalando que "perjudica prioritariamente" a la izquierda". El dirigente socialista cree, por tanto, que en este análisis quien sale reforzado es el PSOE y por contra de lo que ha expresado el PP, Blanco asegura que la diferencia con los populares no se ha acortado.

Una "revancha" que no llegó

Por su parte, el candidato socialista, José Borrell, se ha felicitado por el triunfo de su partido en los comicios europeos celebrados ayer y ha restado importancia a los resultados obtenidos por el PP asegurando que "quien no se consuela es porque no quiere". En declaraciones a la Cadena SER, el socialista ha insistido en que los populares "pretendían una revancha", así como "demostrar" que los resultados de las elecciones generales del 14 de marzo "se debían al trágico atentado" del 11-M, algo que "no ha sido así".

El cabeza de lista del PSOE al Parlamento Europeo ha señalado que siente "mucha satisfacción" por los resultados de su triunfo y "al mismo tiempo, preocupación europea por haber tenido una abstención en toda Europa". En su opinión, esa escasa participación "no puede dejar satisfechos a los que tenemos la vocación de construir un proyecto político", porque "los ciudadanos no se han sentido demasiado implicados" con ese proyecto. Así, Borrell decía que "el día que consigamos hacer entender que las decisiones europeas son determinantes, aunque no lo parezca, para resolver los problemas de la gente, entonces se interesarán por Europa".

Preocupación por el Reino Unido

Preguntado por si los resultados electorales pueden influir en las negociaciones sobre la futura Constitución Europea (que se retoman el jueves), ha expresado su preocupación por la posibilidad de que el Reino Unido pueda "endurecer su posición" después de que los eurofóbicos hayan logrado en este país un 18% de los votos. "Después de la reacción tan antieuropeísta que se ha producido en este país, probablemente van a poner todavía más el freno, y eso puede hacer que para conseguir su acuerdo, la Constitución rebaje sus exigencias unionistas", explicó Borrell quien recordó que "en el fondo se trata de eso: de los que quieren compartir política y de los que quieren refugiarse en sus dimensiones nacionales".

El cabeza de lista del PSOE al Parlamento Europeo restó importancia al elevado índice de abstención registrado en los diez nuevos países de la UE y consideró que puede deberse a "un cierto estrés de participación europea" ya que acaban de votar en referendos "largos y complejos".