Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones Europeas

El PP cree que "la España constitucional sale fortalecida" frente a los nacionalismos

Rajoy y Mayor se felicitan por el "excelente resultado" que consolida al PP como alternativa

"El PP ha recortado su distancia con el PSOE. Los que creían que unos iban a obtener una gran mayoría absoluta y otros una gran minoría absoluta, se han equivocado", sentenció anoche Jaime Mayor nada más conocer que la distancia del PP respecto al PSOE quedaba en apenas dos puntos, cuando hace tres meses, en las elecciones generales, fue de cinco. Él y Mariano Rajoy se felicitaron por el "excelente resultado": un 41,30% de los votos, frente al 43,3% logrado por el PSOE. Y destacó que éste "refuerza la España constitucional", es decir, a los dos grandes partidos frente a los nacionalistas.

Mariano Rajoy, en la última rueda de prensa de la noche, destacó que los resultados "demuestran la fortaleza y la consistencia del PP". Rajoy enfatizó que el PP "ha ganado en 11 de las 17 comunidades autónomas, además de en Ceuta y Melilla", y ha quedado a "menos de la mitad de distancia del PSOE de hace sólo tres meses". Y añadió: "Hemos mejorado los resultados de 1999. También hemos mejorado el porcentaje de votos de las generales". Quedan con 23 escaños frente a los 25 del PSOE. Según fuentes del PP, podrían llegar a 24 con el voto de residentes ausentes (CERA), gracias a un escaño que perdería Galeusca. Una de las noticias que más gustaron ayer al PP es que adelantaron a los nacionalistas (CiU, ahora Galeusca) en Cataluña.

Con esos datos, Rajoy afirmó que el PP "se considera en disposición de seguir trabajando por España". Y, sobre todo: "Si los españoles quieren, estamos dispuestos a volver, cuando quieran, al Gobierno".

Ahora empieza la oposición. Rajoy y Mayor destacaron que debe tener en cuenta dos elementos. El primero es que "de los 54 eurodiputados, 48 o 49 serán del PP y del PSOE", es decir, de los dos partidos mayoritarios. Eso, según enfatizó Mayor, es "una fotografía de la España real", en la que, a su juicio, los nacionalismos son sólo marginales. El segundo dato es que el PP es un partido muy fuerte, aunque esté en la oposición. Es decir, no está "en minoría absoluta" ni en crisis.

El resumen de Mayor y Rajoy es que en estas elecciones "España ha apostado por la estabilidad constitucional, por la normalidad democrática". Y también "por que haya un juego democrático de Gobierno y oposición, con la esperanza de que haya una alternativa". El PP pretende ser esa alternativa en las próximas elecciones generales. Rajoy, acompañado de Ángel Acebes, se comprometió a trabajar desde hoy para lograrlo.

El optimismo se adueñó de la sede del PP, en la madrileña calle de Génova, antes incluso de que cerraran los colegios electorales. La participación en sus feudos tradicionales y los sondeos a pie de urna animaron las esperanzas de recortar los cinco puntos de distancia que el PSOE sacó al PP hace sólo tres meses, el 14 de marzo. A las diez de la noche, cuando el ministro del Interior, José Antonio Alonso, y la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, anunciaron que la distancia entre ambos partidos era muy inferior a los cinco puntos de hace sólo tres meses, el optimismo se tornó euforia.

"Nunca un partido en la oposición, desde 1977, había obtenido en ninguna elección más del 40% de los votos", aseguraban anoche fuentes del PP para destacar su "éxito". Los 6,3 millones de votos que obtuvieron los populares quedan a sólo 300.000 del partido que ha ganado las elecciones, el PSOE.

Nada más cerrarse los colegios, Acebes dio la primera de las tres ruedas de prensa de la noche. Para dar las gracias a votantes y militantes y para destacar la "fortaleza" de su partido. "Estas elecciones nos animan a seguir trabajando por España y por Europa".

A Génova no acudió anoche el anterior presidente del Gobierno, José María Aznar. Sí telefoneó a Mayor y a Rajoy para felicitarles por los resultados. Poco después de las once de la noche salieron al balcón de su sede Rajoy, Acebes y Mayor a dar las gracias a sus militantes y a los 6,3 millones de españoles que les votaron ayer. Prometieron "seguir defendiendo sus ideas y principios, que se han demostrado buenos para España".

Más participación en zonas con voto popular

El ambiente de funeral que se instaló, hace sólo tres meses, en el cuartel general de los populares, en la calle de Génova, dio paso ayer a una fiesta. Los gestos son, en ocasiones, más explícitos que los datos. Y anoche se tradujeron en una inmediata comparecencia de Ángel Acebes, número dos del PP, poco después de las ocho de la tarde, para agradecer a sus "millones de votantes" que hayan "renovado su confianza" en el PP. Se tradujeron también en el trasiego de José María Michavila, coordinador de Comunicación, para atender a todas las radios. Se vieron en las caras, en el ambiente, en todo...

La participación era mayor, y había bajado menos en comparación a las elecciones europeas de 1999, en los barrios, ciudades, provincias y comunidades autónomas que votan mayoritariamente a ese partido.

Los sondeos a pie de urna también alentaron el optimismo. El PP enfatizó desde primera hora que "todos los Gobiernos tienen, en sus primeros meses en el cargo, el respaldo que acompaña a los vencedores". Michavila enfatizó el error de pronóstico del CIS, tanto en su elevadísima previsión de participación (más del 75%) como en la distancia de diez puntos que previó entre los dos partidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de junio de 2004

Más información