Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones Europeas

Galeusca obtiene tres eurodiputados pese al revés sufrido por Convergència i Unió y el BNG

El marcado descenso de los nacionalistas catalanes y gallegos contrasta con la victoria del PNV

Convergència i Unió (CiU) sufrió ayer un serio revés en Cataluña al bajar casi 12 puntos porcentuales respecto a los comicios de 1999 y ceder al Partido Popular el significativo puesto de segunda formación más votada en Cataluña. Sin embargo, Galeusca coalición que integran los firmantes de la Declaración de Barcelona -CiU, PNV y BNG- obtiene tres escaños con lo que los tres partidos nacionalistas dispondrán de un representante en Estraburgo.Galeusca, la coalición que integran los firmantes de la Declaración de Barcelona -CiU, PNV y BNG-, obtuvo ayer tres escaños en el Parlamento Europeo pese al revés que sufrieron los nacionalistas catalanes y gallegos. Convergència i Unió perdió 12 puntos porcentuales respecto a los comicios de 1999 -además cede al PP el segundo puesto en Cataluña-, y el Bloque Nacionalista Galego, 9,17 puntos. Los tres partidos dispondrán de sendos representantes en Estrasburgo.

Galeusca concurría como coalición por primera vez a unas elecciones. Después del letargo político al que CiU sometió la soberanista Declaración de Barcelona, los tres partidos nacionalistas decidieron aliarse para poder mantener su representación en la Eurocámara, debido a la reducción de eurodiputados pactada en Niza. De la experiencia pueden salir satisfechos, pues ayer lograron tres escaños -uno para cada uno de los partidos- y el 5,17% de los votos en España. Además, duplican en apoyo electoral a la otra coalición, Por la Europa de los Pueblos, con la que disputaba el voto nacionalista.

El éxito, en cambio, no puede acharcarse a todos por igual. Mientras el Partido Nacionalista Vasco ganó ayer en Euskadi y obtuvo su mejor porcentaje en unas europeas -el 35,31% actual frente al 33,93% de 1999-, CiU y BNG sufrieron un serio revés, sobre todo los catalanes. La federación nacionalista pierde 12 puntos porcentuales -unos 477.000 votos- y la coalición galega 9,17 puntos y casi 200.000 votos, en comparación con los anteriores comicios. Este descenso es más leve respecto a las legislativas de marzo, pues CiU baja 3,35 puntos.

Por provincias el resultado es dramático. En Tarragona, Lleida y Girona, los socialistas arrebatan a CiU el primer puesto que obtuvo en 1999 y en Barcelona cae al tercer lugar, por detrás del PSC y del Partido Popular.

Los escaños de Galeusca serán para el convergente Ignasi Guardans, que se estrenó en esta campaña como cabeza de lista, y para el peneuvista Josu Ortuondo y para Camilo Nogueira, del BNG. Estos dos últimos revalidan acta. Sólo los democristianos de Unió pierden el eurodiputado que tenían desde las primeras elecciones.

Más discretos fueron los resultados de Galeusca en la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares, en donde se presentaban junto al Bloc Nacionalista Valencià y el Partit Socialista de Mallorca. En Valencia son la cuarta fuerza con el 1,12% de los votos y en Baleares, los terceros, con el 3,62%.

"Malos resultados"

La amarga lectura que realizó la plana mayor de CiU contrastó con la euforia de Josu Jon Imaz, presidente del PNV. El secretario general de CiU, el democristiano Josep Antoni Duran Lleida, admitió: "No son unos buenos resultados, no lo podemos esconder a la ciudadanía. No son los que esperábamos y por tanto no estamos satisfechos". Pero a continuación, Duran y Artur Mas se esforzaron en buscar razones a este varapalo. Por una parte, los altos índices de abstención y, por otra, la "fuerte" bipolarización de la campaña electoral y de los comicios que, según apuntó el líder democristiano, ha "ignorado" a Ignasi Guardans, cabeza de lista de Galeusca, de los debates televisivos.

Mas advirtió al resto de partidos políticos que no saquen "conclusiones precipitadas o equivocadas" pues, añadió, "cada elección tiene unas características". Y a continuación proclamó que, ante estos resultados, CiU "plantará cara a esta situación y le dará la vuelta" en las elecciones municipales de 2007. Duran Lleida remachó: "Son unos resultados perfectamente remontables".

En Euskadi, Josu Jon Imaz subrayó que el PNV ha sido el único partido capaz de imponerse al PSOE y al PP en una comunidad autónoma. Al primero le sacó 7 puntos porcentuales y al segundo, 14. Imaz advirtió de que ahora Galeusca será "el interlocutor necesario e imprescindible del Gobierno para reformular el proyecto del Estado español".

El candidato del BNG, Camilo Nogueira, consideró un "gran éxito" los resultados, sobre todo después de la baja participación registrada. Nogueira aprovechó su comparecencia para arremeter contra socialistas y populares por haberse "olvidado" del carácter europeo de estos comicios y les acusó de querer convertirlos en "una reválida de las generales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de junio de 2004