Andalucía inspira la última obra de David Hockney

David Hockney, padre del arte pop británico, se ha dejado seducir por Andalucía. Y más específicamente por la arquitectura musulmana, con sus coloridos azulejos, fuentes y patios, de algunas de sus principales ciudades: Córdoba, Granada y Sevilla. Una seducción que plasmó en una serie de acuarelas de gran tamaño y reciente creación. La colección se exhibe por primera vez dentro de la Exposición del Verano de la Royal Academy de Londres, una cita anual abierta tanto a los artistas consagrados como a los noveles y que se celebra desde 1768.

Hockney visitó por primera vez Andalucía el pasado enero. A sus 67 años, viajó en coche desde Londres y recaló en Madrid, atraído por la obra de Goya en el Museo del Prado. Siguió rumbo al sur por escenarios que le recordaron el Oeste de Estados Unidos, adonde emigró en los años setenta huyendo de la oscuridad de su natal Bradford.

Fruto de dos semanas paseando por la mezquita cordobesa, por la Alhambra de Granada y por los jardines sevillanos, es una colección de seis acuarelas de gran tamaño que Hockney muestra por primera vez en la popular Exposición de Verano de la Royal Academy de Londres. En contraste con sus paisajes del Cañón del Colorado, de tonos fuertes e incluso estridentes, su serie Andalucía está dominada por los colores suaves y las pinceladas delicadas con las que esboza columnas, palmeras, arcos, fuentes y azulejos con su perfecta geometría.

Abierta esta semana al público, con un total de 1.245 trabajos de artistas contemporáneos, consagrados y desconocidos, la muestra de la Royal Academy invade las nobles salas y el patio central de la Academia londinense hasta el 16 de agosto. El propio Hockney, en colaboración con el pintor Allen Jones, ha contribuido en la selección de las obras y se ha encargado del montaje de las mismas. Hay cuadros, esculturas, dibujos, grabados y maquetas arquitectónicas. La mayoría de las obras están a la venta.

A propuesta de los comisarios, la exposición vuelca su peso en el dibujo. Recoge trabajos de miembros de la Academia, de aspirantes a artista y de creadores que operan en otras ramas; entre ellos, Michael Clark, bailarín y coreógrafo, o el cineasta Alan Parker. La exposición brinda también un homenaje a los académicos británicos y extranjeros fallecidos en el último año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de junio de 2004.

Lo más visto en...

Top 50