Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Control mensual con mesa y mantel

Economía y el Banco de España se reúnen cada mes con bancos y cajas para analizar el sector

Los almuerzos de los presidentes de los siete grandes bancos han pasado a la historia. Sin embargo, los principales banqueros siguen manteniendo reuniones periódicas para debatir la marcha de la economía y del sector. Además de los representantes de los grandes, también están presentes los presidentes de bancos medianos. A estas citas, sin calendario prefijado, acuden dos representantes de las máximas autoridades económicas: Gonzalo Gil, subgobernador del Banco de España, y David Vegara, secretario de Estado de Economía, que aprovechan los encuentros para sondear al sector.

La dura competencia comercial que mantienen los bancos y su afán por robarse clientes y copiarse los productos con la máxima rapidez no impiden que mantengan periódicas reuniones para debatir los temas comunes que les preocupan a todos. La sede escogida puede ser la de la Asociación Española de Banca (AEB), así como las plantas nobles de cada una de las grandes entidades. De hecho, existe un turno rotatorio de invitaciones que se cumple con precisión.

Los banqueros mantienen estas citas una vez al mes, en fechas no prefijadas, que se amoldan a las agendas de los principales asistentes. Algunas veces se hacen coincidir estas citas con las reuniones del Consejo General o el Comité Ejecutivo de la AEB, donde están los principales actores del sector.

Las dos autoridades económicas más relevantes también acuden a estas citas: Gonzalo Gil, subgobernador del Banco de España, y David Vegara, secretario de Estado de Economía. Ambos se sirven de estas citas para tomar la temperatura al sector y sondearle sobre sus posiciones en los asuntos económicos más relevantes.

En la última cita celebrada, el 19 de abril, Gil avanzó los criterios que iba a seguir el supervisor financiero en la aplicación de la nueva normativa contable. En ausencia de autoridades, el almuerzo está presidido por José Luis Leal, máximo responsable de la AEB. Por parte de la patronal, también acude el secretario general, Manuel Torres Rojas.

En el lado de los banqueros asisten los representantes del grupo primero y segundo, es decir, los bancos grandes y medianos. Por parte del BBVA están convocados José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado, y Julio López, director comercial. Del grupo Santander, Alfredo Sáenz, vicepresidente y consejero delegado, y Matías Rodríguez Inciarte, también vicepresidente. De los dos grandes, a veces acude sólo uno de los dos ejecutivos. Del Banco Popular, el representante es Ángel Ron, consejero delegado, y de Banesto, Federico Outón.

Los bancos medianos también tienen sus representantes en los almuerzos: José Oliu, presidente del Banco Sabadell; José María Arias Mosquera, presidente del Banco Pastor, y Juan Luis Arrieta, director general del Banco Guipuzcoano.

Fuentes conocedoras de estos encuentros comentan que los principales temas giran alrededor de los problemas laborales (un asunto muy polémico en los últimos meses); la evolución de los tipos de interés y sus consecuencias en el negocio; inflación y evolución del producto interior bruto (PIB); novedades fiscales, así como la aplicación de la nueva normativa contable y las exigencias de capital de Basilea II, a la que se está adaptando el sector. Un tema muy socorrido en estas sobremesas son las normas contra el blanqueo de dinero, especialmente peliagudo para la banca por las prevenciones que exige.

Tradición de los setenta

El origen de estos encuentros se remonta a principios de los setenta, cuando los convocaba el consejo superior bancario. Posteriormente, José Luis Leal acudía a ellos como secretario de Estado de Economía. Con la llegada de la democracia y la fundación de la AEB, Leal decidió continuar estos almuerzos con un formato similar.

Con menor tradición, las cajas de ahorros también mantienen contactos directos con las autoridades. El Banco de España y el Ministerio de Economía también se reúnen mensualmente con los principales ejecutivos de las grandes cajas para transmitir las principales cuestiones al sector. En las citas, con un calendario flexible, se congregan representantes de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Caja Madrid, La Caixa, Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK), Bancaja, Caixa Catalunya, Ibercaja, Caixa Galicia y Unicaja.

Los almuerzos casi siempre se realizan en la sede del Banco de España en Madrid, aunque algunas veces se han celebrado en la sede de la CECA. Junto a Gonzalo Gil y David Vegara, acude Juan Ramón Quintás, presidente de CECA, y sus homólogos de las cajas, pero también pueden ser reemplazados por los directores generales. Cuando los temas son más técnicos, acude Pedro Pablo Villasante u otro responsable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de mayo de 2004