Reportaje:EL PAÍS | Novela negra

'Adiós, muñeca', de Raymond Chandler

EL PAÍS presenta mañana, lunes, por 1 euro, una de las mejores novelas del creador de Philip Marlowe

"Casi cada línea contiene un juego de palabras brillante, una observación mordaz..."

Chandler (1888-1959) era contemporáneo de Scott Fitzgerald (1896-1940), de William Faulkner (1897-1962) y de John dos Passos (1896-1970). Aunque nació en Estados Unidos, pasó su primera juventud en Inglaterra, donde estudió a fondo los clásicos griegos y latinos y la prosa de Henry James, y ya de jovencito tenía pujos de literato, pero la vida le condujo por otros derroteros: fue un alto ejecutivo de una empresa petrolera en Los Ángeles, y sólo después de que le despidieran por conducta errática inducida por su alcoholismo, bien entrado ya en los 40 años, se decidió a ponerse en el dique seco y probar suerte con la máquina de escribir.

Desde el principio, Raymond Chandler respetó y encomió la ficción policiaca como una forma apropiada para comentar los tiempos que le tocó vivir, pero intentó escurrirse de sus convenciones sensacionalistas y volcar en él las ambiciones literarias que acunaba desde joven. Lo consiguió, y por eso ha tenido tantos imitadores que tristemente inventan detectives solitarios, despectivos y sentimentales, cínicos y honestos, que son a Marlowe lo que el Golem al rabino, y por lo mismo está considerado como uno de los mejores, si no el mejor, de los escritores de género negro de todos los tiempos.

MANUEL ESTRADA
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS