Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Caffarel retira el recurso contra el fallo que condenó a TVE por manipulación

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, anunció ayer la retirada del recurso presentado por TVE ante el Tribunal Supremo contra la sentencia que condenó a la cadena pública por informar de forma parcial sobre la huelga general del 20 de junio de 2002. Tras una demanda del sindicato CC OO, la Audiencia Nacional consideró en julio pasado que la cadena pública "incurrió en "violación de los derechos fundamentales de huelgas y libertad sindical". La sentencia condenó a la leer en los telediarios una información completa de la sentencia.

Tras un acuerdo previo entre las partes a instancias de la Audiencia Nacional, se ejecutó la sentencia de forma "provisional" el 16 de octubre pasado. El director de informativos de TVE, Alfredo Urdaci, leyó rápidamente el texto cuando los presentadores del Telediario-1 habían dado la despedida. Además citó el nombre del sindicato deletreando sus siglas "ce, ce, o, o". El sindicato expresó su protesta por las condiciones en las que se emitió la grabación de Urdaci, aunque su queja fue desestimada por la Audiencia. El portavoz de la Federación de Comunicación y Transporte de CC OO, Rómulo Silva, consideró ayer que la retirada del recurso de TVE implica la ejecución firme de la sentencia. "Esperemos que impere el sentido común y se dé una información completa", dijo Silva, que añadió que una información "adecuada y proporcional" sería "la mejor referencia de que las voluntades que se apuntan empiezan a concretarse".

En un comunicado, CC OO indica que la decisión de Caffarel viene a darle la razón "y a reconocer lo que era obvio: que se manipuló la información". El comunicado añade que "solamente la terquedad y la soberbia impidieron una solución lógica en su momento".

Por su parte, el portavoz del PP en el Consejo, Gerardo Conde, declaró que la retirada del recurso supone "llevar el ánimo de venganza de una persona hasta extremos incalificables". Conde calificó la decisión de Caffarel de "arbitraria y profundamente injusta" y de "sectaria y partidista". "Mal empezamos defendiendo los intereses de TVE si adoptamos medidas como éstas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de abril de 2004