Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Assumpta Bailac anuncia cambios en la concesión de las ayudas al libro

A Assumpta Bailac, directora general de Promoción Cultural, le han llegado las quejas de los editores: "Si los libros en catalán resultan más caros y desciende el número de traducciones significa que ha fracasado la política de apoyo genérico. Y es peligroso que, para que no se disparen los costes de una traducción, baje la calidad". Las ayudas de 2004 se han mantenido de acuerdo con los criterios de las que se dieron en 2003. "En el presupuesto de 2005 se establecerán nuevos criterios que serán contrastados con los sectores implicados".

Al margen de los institutos de promoción de la cultura de muchos países, que pueden dar subvenciones para la traducción de sus autores, las traducciones de narrativa extranjera al catalán pueden contar con una ayuda de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC). El caso es que muchos editores las consideran mejorables, tanto respecto a la cantidad que se entrega por traducción -variable- como en la forma de la concesión.

Jaume Vallcorba afirma que las ayudas que concede la ILC son pequeñas: "A veces, no siempre, no cubren ni el 20%". Isidor Cònsul se queja de que la convocatoria de 2004 se haya retrasado cuatro meses: "El cambio en la Generalitat no tenía que haber parado la maquinaria burocrática", dice. Después de traducir tres novelas de Lobo Antunes, Cònsul ha decidido no hacerlo con la reciente Buenas tardes a las cosas de aquí abajo.

Joan Simó, director literario de Angle, observa por su parte que sería más operativo para los editores contar con dos convocatorias anuales para que los editores puedan planear mejor qué riesgos asumen cuando contratan un título.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de abril de 2004