Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Yasir Arafat | Presidente de la Autoridad Palestina

"Bin Laden no tiene que ver con la causa palestina"

En las paredes de la sala de reuniones de Yasir Arafat cuelgan las fotografías dedos activistas internacionales, la estadounidense Rachel Corrie y el británico Tom Hurndall. Arafat explica cómo a Rachel la aplastó en 2003 un bulldozer israelí cuando intentaba impedir que arrancara olivos palestinos y cómo Tom murió este año de un disparo del Ejército israelí en el campo de refugiados de Rafah. Nos recibe de noche, después de su último rezo del día, en el único edificio que queda en pie en la Muqata, el complejo presidencial palestino prácticamente destruido en 2002 por el Ejército israelí. El viceministro de Información que traduce, Ahmed Soboh, asegura que Arafat, de 75 años, es casi vegetariano y que hace ejercicio en el interior de su despacho dando vueltas constantes a la gran mesa de reuniones. La entrevista se celebró el pasado día ocho.

"El jeque Yassin fue asesinado por los israelíes por ser un hombre moderado"

"No vetamos el contacto con cualquier Gobierno que elijan los israelíes"

Pregunta. ¿Cómo se siente?

Respuesta. Lo que yo siento y lo que sufro no tienen ni la menor importancia comparado con lo que yo siento que necesita mi pueblo y lo que sufre mi pueblo

P. ¿Cuál es el futuro de Palestina después de la anunciada retirada de los israelíes de Gaza?

R. No aceptamos que se retiren únicamente de Gaza. Hay una unidad entre Gaza y Cisjordania. La retirada de Gaza, en caso de que ocurra, tiene que ser parte de una completa retirada de Cisjordania. Pregunten ustedes un día al señor Moratinos. Él resolvió el problema del cerco a la iglesia de la Natividad en Belén en el año 2002. Algunos de los que estaban cercados dentro de la iglesia fueron deportados a Gaza y a otros países europeos como parte de la solución de aquella crisis. A cambio, los israelíes debían retirarse de Belén. Lamentablemente, volvieron a ocupar la ciudad, en contra del acuerdo que diseñó el propio Moratinos.

P. Miguel Ángel Moratinos, nuevo ministro de Exteriores de España...

R. Debo decir que el embajador Moratinos cumplió aquí una misión muy exitosa y que representaba dignamente a la Unión Europea. Le va a ser de mucha utilidad el gran conocimiento de la causa palestina que tiene para desempeñar su nueva misión. Él está al tanto de todos los detalles de lo que ocurre sobre el terreno.

P. Gaza es un territorio en el que Hamás tiene mucha fuerza. Parece que la Autoridad Palestina descuida Gaza.

R. Yo soy el presidente electo de los palestinos. El ex presidente norteamericano Jimmy Carter, el ex presidente de Portugal Mario Soares y otros 3.000 observadores internacionales estuvieron aquí verificando las elecciones. Este mandato popular nos da todo el derecho para controlar la situación. Pero así no podemos.

P. La queja va más en la dirección de que muy pocos miembros de su Gabinete visitan Gaza, y esto se considera un descuido...

R. Gaza era el granero de Palestina, pero lamentablemente esto lo destruyeron los israelíes. La tierra arable ha sido devastada. Todos los invernaderos han sido destruidos. Lo mejor de nuestra tierra y nuestros productos... Nuestros pescadores no tienen la libertad de salir al mar. Ninguno de los productos agrícolas de Gaza llegan a Cisjordania, y viceversa. Los israelíes lo impiden. Si no fuera por la ayuda europea y de otros países donantes, la situación sería mucho más difícil. Destruyeron nuestro aeropuerto en Gaza, y el puerto en construcción. Nuestro propio dinero, que ellos recaudan y deberían transferirnos, está siendo secuestrado. El acuerdo que firmé con Isaac Rabin

[ex primer ministro israelí asesinado por un judío radical] dice que los israelíes deberían retener el 3% y devolvernos el 97%. Es una tragedia económica, no solamente social. La última vez que entraron en Ramala secuestraron el dinero de nuestros bancos. Nunca había pasado esto. Nuestro dinero, insisto, está siendo secuestrado por los israelíes.

P. Parece que ustedes están intensificando las reuniones con los grupos radicales tras el asesinato del jeque Yassin. ¿Cuáles son los puntos básicos de estas negociaciones y adónde se quiere llegar?

R. Este diálogo nacional entre palestinos empezó en El Cairo el año pasado y sigue ahora en Gaza. Se fortaleció en la penúltima cumbre [de la Liga Árabe] en Beirut, que adoptó un proyecto de paz presentado por Arabia Saudí. Nosotros aprobamos el gran sentido nacionalista que tienen todos los grupos y el apoyo de Egipto en este diálogo. También fue alentado por la UE que presenció la cumbre de Beirut. Se estuvo muy cerca de llegar a una concertación nacional palestina.

P. ¿Ofrecería puestos en su Gobierno a los miembros de Hamás?

R. Cuando volví de mi exilio y formé el primer Gobierno [en 1994] ofrecí dos carteras ministeriales a Hamás y nombré a dos ministros de su partido. Estos dos hombres siguen siendo miembros del consejo palestino. Ahora no son ministros, pero forman parte del sistema. Uno fue el ministro de telecomunicaciones y el otro, de juventud y deportes, y luego se convirtió en mi consejero en asuntos religiosos.

P. Pero Hamás pretende la destrucción del Estado de Israel mientras Al Fatah [el partido de Arafat] lo acepta. ¿Cómo concilia las dos posturas?

R. ¿Quién ha ayudado y fomentado a Hamás? ¿No fue Israel acaso? ¿Acaso no fomentaron la formación y el fortalecimiento de Hamás para crear una alternativa a la OLP (Organización de Liberación de Palestina)?

P. ¿Pero cómo pretende conciliar las dos posturas?...

R. El que no viene a nuestro programa, no compartirá con nosotros ningún tipo de poder. Por tanto, si se aproximan a nuestro programa, serán partícipes en el poder, pero si no, no participarán.

P. ¿Cree que el asesinato de Yassin ha dificultado las relaciones entre palestinos?

R. No, no puedo decir que su asesinato haya dificultado el diálogo; el diálogo sigue. Debo decir que Ahmed Yassin fue un hombre moderado dentro de su propio grupo, y por ser moderado ha sido asesinado por los israelíes, que no buscan moderación dentro de Hamás. Insisto en que los israelíes empezaron por asesinar a aquellas personas que ofrecían mejor capacidad de diálogo.

P. Pero una de las condiciones para que Hamás se acerque al proyecto de la Autoridad Palestina es que se desarmarme, ¿no? Y, sin embargo, están clamando venganza.

R. No hemos llegado a un acuerdo con Hamás, pero nuestro programa político, el que tiene que ver con las negociaciones y con la acción militar, es básico; el resto de los miembros de la Autoridad Palestina lo acata y acepta. La pelota está en el campo de Hamás: si lo acepta, que sea bienvenido; si no, se excluye de este proyecto nacional.

P. ¿Qué opina de las declaraciones de Bush al respecto del asesinato de Yassin asegurando que Israel tiene derecho a defenderse?

R. Y el derecho del pueblo palestino a defenderse y a defender su tierra, ¿dónde está? ¿Por qué luchó George Washington contra los ingleses en la guerra de Independencia norteamericana? ¿Por qué el derecho a la autodefensa es solamente para algunos? Tal como los estadounidenses tuvieron su independencia y pusieron fin a la ocupación británica, tenemos derecho a poner fin a la ocupación extranjera. Si ustedes estuvieran en mi lugar, cualquiera del mundo que estuviera en mi lugar, ¿aceptaría la ocupación?Tenemos derecho a la autodeterminación y a la libertad.

P. Sharon dijo el 5 de abril en una entrevista que usted estaba en su lista negra y que no recomendaría a ninguna compañía hacerle un seguro de vida...

R. No es la primera vez que me amenaza. Cuando me cercó en Beirut [en 1982], confesó que intentó matarme 13 veces. Cuando destruyó todos los edificios que me rodean [del complejo presidencial de la Muqata en Ramala], no me estaba acariciando, me estaba amenazando físicamente. Él insiste en seguir amenazando, y yo sigo insistiendo en que solamente temo a Dios. Al repetir estas amenazas, no añade nada nuevo para mí.

P. Bin Laden usa la causa palestina constantemente en sus proclamas...

R. Nuestra respuesta siempre fue contundente en ese sentido: que Bin Laden no tiene nada que ver con la cuestión palestina. No queremos que hable en nuestro nombre ni que haga nada en nuestro nombre.

P. Si tuviera a Sharon aquí delante, ¿qué le diría? ¿Estrecharía su mano después de lo ocurrido?

R. No hay la menor duda, no vetamos cualquier contacto, con las fuerzas de paz en Israel o con cualquier Gobierno que ellos elijan. Los que asesinaron a mi socio en la paz, Isaac Rabin, son los mismos que hoy están en el poder en Israel, lamentablemente.

P. La oposición dice que la imposibilidad de celebrar unas elecciones amenaza la democracia en palestina, y le acusa de centralizar y personalizar el poder.

R. El año pasado anunciamos fechas concretas para las elecciones. Hasta ahora se nos impide realizarlas. No aceptan que hagamos nuestros comicios municipales o presidenciales o legislativos. Hacerlos sigue siendo nuestro objetivo.

P. Pero, ¿ qué tiene que decirle a la oposición que le acusa de centralizar y personalizar el poder?

R. Hay un Gobierno, no todo está en mis manos. Hay un consejo legislativo electo, que legisla. Si hay un cariño entre mi pueblo y yo, eso no tiene nada que ver con centralizar las cosas. Tenemos descentralizado el poder a través del Gobierno, que ejerce las tareas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de abril de 2004