Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo confirma la pena de tres años de cárcel para Hormaechea

El tribunal explica que el indulto concedido al ex presidente cántabro ya no existe

El Tribunal Supremo ha confirmado las penas de tres años de prisión y seis años de inhabilitación absoluta por delito de malversación y de siete años de inhabilitación especial por prevaricación para el ex presidente de Cantabria Juan Hormaechea, en una sentencia en la que explica que el indulto que le concedió el Gobierno en 1995 ya no existe.

Hormaechea fue condenado en 1994 a seis años de prisión por malversación y de dicha pena fue indultado por el Gobierno. Esa sentencia fue anulada después por el Tribunal Constitucional, que ordenó dictar una nueva. Como el indulto recae sobre la pena y no sobre el delito, al anularse la sentencia el indulto devino ineficaz. Según el Supremo, esa ineficacia fue provocada por el propio Hormaechea al recurrir en amparo y no desistir de él tras haber sido indultado.

La nueva sentencia dictada por el Tribunal Superior de Cantabria condenó a Hormaechea las penas ahora confirmadas, pero incluyó una propuesta de nuevo indulto de la pena privativa de libertad, sobre el que tendrá que decidir el nuevo Ejecutivo.

La sentencia del Supremo, de la que ha sido ponente el magistrado Gregorio García Ancos, ratifica que el entonces presidente del Gobierno de Cantabria incurrió durante su primer mandato (1987-1990) en un delito de malversación al pagar con fondos de la entidad pública artículos "remitidos" a diversos medios de comunicación en los que insultaba a sus rivales políticos.

El importe total de esos escritos ascendió a 1.087.744 pesetas (unos 6.000 euros). Además, Hormaechea incurrió en un delito de prevaricación al adjudicar "por amistad", directamente y sin expediente administrativo, la confección de carteles publicitarios a la empresa Oyprocansa por más de 246 millones de pesetas (1,4 millones de euros).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de abril de 2004