Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dueños de pubs de Alicante denuncian que otros locales vulneran el horario de cierre

La Asociación de Pubs del Barrio de Alicante -que engloba a 75 asociados- alertaron ayer de que los locales con licencia de pubs ubicados fuera del casco antiguo de la capital no acataron el pasado fin de semana la orden autonómica que obliga a cerrar a las tres y media de la madrugada.

El colectivo afectado exigió al Ayuntamiento de Alicante que controle a los establecimientos infractores para evitar agravios comparativos.

La polémica se ha desencadenado a raíz del anuncio, el pasado viernes, del Ayuntamiento de Alicante sobre el cumplimiento a rajatabla de la orden sobre el cierre de locales de ocio, vigente desde enero. La nueva legislación anula la potestad que, hasta entonces, gozaban los ayuntamientos de prorrogar en una hora el horario límite, hasta las 3.30, salvo en determinadas fechas, como fiestas locales. Inicialmente, el Consistorio fue flexible con el cumplimiento de esta normativa, pero la permisividad provocó la crispación de los residentes en el área. La comunidad de vecinos denunciaron reiteradamente el exceso de ruido y reclamaron el cumplimiento riguroso de la ley.

Los estamentos implicados -concejalías de Urbanismo y Comercio, la asociación de vecinos del Casco Antiguo La Cruz y la Asociación de Pubs del Barrio- se reunieron el viernes para abordar el asunto. Al final, el Ayuntamiento adoptó una solución salomónica. El Consistorio se comprometió a dar un mes de plazo para que el sector se adapte a la nueva legislación, y permitió el cierre hasta las cuatro de la madrugada para evitar una solución drástica. La decisión fue "satisfactoria para todos", según coincidieron en manifestar representantes de los sectores implicados a la salida de la reunión.

El colectivo empresarial se comprometió sin fisuras a acatar la norma; pero advirtió, sin embargo, de que exigiría la misma rigurosidad con el resto de establecimientos, como restaurantes y café bares. Esta premisa parece que se ha incumplido.

Los locales de copas instalados en la zona portuaria así como en el Campo de Golf, en el extrarradio de la ciudad, no cumplieron el horario establecido, según denunciaron ayer algunos propietarios de locales del barrio. "Si lo cumplimos nosotros, queremos que lo cumplan toda la ciudad", manifestó Antonio Sobrino, presidente de la Asociación de Pubs del Barrio. No obstante, agregó, "esperemos dejar hacer al Ayuntamiento".

Los concejales de los departamentos implicados en el conflicto, Urbanismo y Comercio, desconocían ayer si estos establecimientos eludieron acatar la norma.

La concejal de Urbanismo, Sonia Castedo, responsable de las brigadas de apertura y cierre, manifestó ayer que los derechos como las obligaciones son las mismas para todos y avisó de que los locales que incumplan serán suspendidos cautelarmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de abril de 2004