Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CONFLICTO DE ORIENTE PRÓXIMO

Los países árabes alertan de que el asesinato traerá más violencia

El asesinato del nuevo dirigente de Hamás, Abdelaziz Rantisi, por el Ejército israelí ha despertado numerosas críticas en el mundo árabe, donde todos los gobernantes coinciden en que traerá más violencia en lugar de frenarla. Los Gobiernos árabes critican a EE UU por su apoyo a la política del primer ministro israelí, Ariel Sharon. El ministro de Exteriores egipcio, Ahmed Maher, consideró que "este crimen se añade al de Ahmed Yassin [el predecesor de Rantisi] y al de cientos de palestinos, hombres, mujeres y niños, que no van a traer la paz ni la seguridad, sino que contribuirán a ampliar el ciclo de la violencia", dijo el ministro de un país que no ha roto las relaciones diplomáticas con Israel pese a las demandas de la oposición y la opinión pública. La ruptura de relaciones con Israel fue uno de los lemas más repetidos en la manifestación que se produjo ayer en la Universidad islámica de Al Azhar.

El rey Abdalá II, de visita en EE UU, declaró a la agencia oficial jordana que "este crimen horrible sólo llevará a la destrucción del proceso de paz". Bahrein y Qatar, fieles aliados de EE UU en la región, calificaron la ejecución extrajudicial de Rantisi de "terrorismo de Estado", y coincidieron en pedir a la comunidad internacional una postura más firme frente a Israel. Damasco no se ha pronunciado, pero el diario oficialista sirio Al Baaz señala que la muerte de Rantisi "es un mensaje claro al mundo entero de que Israel ha cortado todo vínculo con el proceso de paz", y recuerda que "con su apoyo, EE UU pierde toda credibilidad sobre su supuesto papel en Oriente Próximo".

El secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, aseguró que se trata de "otro ejemplo de terrorismo de Estado", y advirtió de que "toda acción conduce a una reacción". El vicepresidente del Gobierno iraní, Mohamed Alí Abtahi, insistió en que el asesinato de Rantisi "no se habría producido sin la luz verde de EE UU".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de abril de 2004