Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU prepara cargos contra Time Warner por irregularidades

La autoridad reguladora estadounidense está a las puertas de cargar contra el gigante mediático Time Warner por inflar sus cuentas por ingresos publicitarios, entre otras irregularidades. Los problemas se remontan a la fusión con America Online (AOL) en 2001 y las negociaciones con el grupo alemán Bertelsmann. La comisión del mercado de valores (SEC) cree que se ocultó a los inversores el estado real de las finanzas de AOL y por ello podría sancionarla. También se sospecha que se ha incrementado artificialmente el número de suscriptores a su servicio de Internet.

Las intenciones de la SEC las desveló en su edición de ayer el diario The Washington Post, pero se lleva especulando sobre esta cuestión desde hace un año. El rotativo explica que estas irregularidades contables tienen su origen en un acuerdo cerrado con el grupo Bertelsmann tras la fusión de Time Warner y AOL, cuando negociaban el control del negocio de AOL en Europa, donde Bertelsmann tenía una participación. AOL Time Warner -como se conocía la empresa hasta el año pasado- computó como ingresos publicitarios 400 millones de dólares (335,5 millones de euros) de un pago que recibió de Bertelsmann.

Rebaja de 400 millones

Antes de la fusión con Time Warner, AOL pagó 7.000 millones de dólares para hacerse con la participación de Bertelsmann en su filial europea. El grupo alemán decidió reducir el precio de venta, curiosamente en 400 millones, porque la transacción se realizaba en efectivo, según explicó a la SEC. Time Warner, sin embargo, los registró como ingresos por publicidad, contra lo que dice Bertelsmann. Por eso la SEC cree que esa cantidad debe interpretarse como una rebaja en el precio de compra de AOL.

La SEC, según el diario estadounidense, dice que esto sirvió para engañar a los inversores sobre "la salud financiera" real del servidor de Internet. Pero el caso de Bertelsmann es sólo un elemento más en la amplia investigación que tiene abierta la SEC desde hace dos años, tras detectar una serie de borrones en sus libros contables. El escrutinio a Time Warner -propietaria de Warner Brothers, CNN, HBO, Warner Music, Time Warner Cable o la revista Time- comenzó en 2002, en plena controversia sobre los escándalos corporativos surgidos tras el boom de la burbuja tecnológica y la quiebra de Enron.

La SEC trata ahora de compilar todas las transacciones supuestamente irregulares de Time Warner. Las alegaciones de la autoridad reguladora serán notificadas formalmente a la compañía en las próximas semanas, y en cualquier caso antes del verano.

Por sus enjuagues contables, Time Warner podría ser sancionada con una cuantiosa multa. The Washington Post pone en evidencia la escasa cooperación de la compañía de medios con la investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 2004