Tribuna:La nueva legislatura
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Desafíos pendientes

La legislatura estará condicionada por los propios resultados electorales, que han otorgado al PSOE una amplia mayoría absoluta en Andalucía y una minoría mayoritaria en el Congreso de los Diputados. Chaves ya no tendrá excusas y Zapatero no podrá mirar para otro lado. Ambos tendrán que cumplir sus compromisos, pues la satisfacción por el desalojo del PP no les eximirá de su responsabilidad ante los miles de andaluces de izquierda que le han prestado su confianza.

Tanto en Andalucía como en España, se habrán de abordar asuntos de gran calado político y de amplia repercusión social: la Constitución europea, el modelo de Estado, el nuevo Estatuto de Andalucía, la financiación autonómica, las políticas de paz, comunicación, vivienda, empleo, igualdad territorial y social, de género, etcétera.

La trascendencia de los asuntos de una agenda política más social y los riesgos que para la calidad democrática representan el abuso de la mayoría absoluta, nos posibilitan mantener un perfil muy nítido de compromiso ante los 337.000 andaluces que, pese al vendaval del voto útil, han apoyado a IU, apostando por abrir paso a políticas de izquierdas y a un cambio de verdad, poniendo fin a políticas neoliberales, las practique quien las practique. Y nos exigen, también, trabajar para obtener en el futuro inmediato la confianza de quienes han prestado su voto y rebeldía para desalojar al PP del poder. A todos ellos les garantizamos que IU-LV-CA defenderá, con unidad, cohesión y coraje, sus compromisos.

La tarea política más inmediata es preparar las elecciones europeas. La Comisión de Asuntos Europeos del Parlamento, cuya presidencia ocupamos, comenzará a trabajar para que los intereses andaluces sean defendidos directamente en las instituciones europeas por nuestra comunidad.

Para la redacción y aprobación del nuevo Estatuto de Andalucía, IU-LV-CA propondrá y desarrollará un proceso ampliamente participativo, para que el conjunto de la ciudadanía, sus organizaciones y sus instituciones, y no sólo el Parlamento, digan su palabra. Propondremos la inclusión en el texto estatutario de nuevos derechos sociales de carácter universal.

Coherentes con nuestra concepción de la política, desde la calle y desde el Parlamento reivindicaremos hasta el último euro de 9.500 millones de deuda; trabajaremos para el pleno empleo y el establecimiento de la renta básica, como un instrumento para acabar con la pobreza; defenderemos la creación del Consejo de la Comunicación y la modificación de la RTVA; un Pacto Andaluz contra la violencia de género; combatiremos la explotación laboral, la especulación y depredación del medio rural. Y seguiremos reclamando una Andalucía de paz, sin bases militares en nuestro suelo.

Diego Valderas es coordinador regional de Izquierda Unida.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS