Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:UN PAÍS DE CINE 2

'Intacto', el primer filme de Juan Carlos Fresnadillo

EL PAÍS ofrece mañana, sábado, por 1,95 euros, un sorprendente 'thriller' español

En 2001 realiza su primer largometraje Juan Carlos Fresnadillo: Intacto, con Leonardo Sbaraglia, Eusebio Poncela, Max von Sidow y Mónica López en los papeles principales de este sorprendente thriller, rodado con una infrecuente madurez narrativa reconocida ampliamente por la crítica y el público. Obtuvo los premios Goya al mejor director novel y al actor revelación (Leonardo Sbaraglia).

Tras el éxito de su cortometraje Esposados (1997), que fue nominado al Oscar, el joven Juan Carlos Fresnadillo (Tenerife, 1967) recibió propuestas para trabajar en Hollywood pero prefirió la libertad de rodar en su país: "Soy de esos directores que se toman su tiempo, que prefieren estar muy seguros de lo que van a contar". Cinco años más tarde, terminó Intacto, "una sorprendente ópera prima en la que destacan la justeza del movimiento, la pulcritud del corte en el montaje, la solidez con que los elementos del encuadre aparecen en éste, o sea, la claridad del estilo", en opinión de Mirito Torreiro en este periódico. La crítica elogió la sorprendente y original propuesta del joven autor, que fue igualmente reconocida en numerosos festivales (Cannes y Sundance, entre ellos), incluso por la industria norteamericana, que compró los derechos para un posible remake.

"Transmite una desenvoltura que no se había visto en el cine español desde 'Tesis"

Según la revista Première, "Intacto, una de las mejores películas vistas en el festival de Cannes, es un logrado thriller español, perfecto para una versión americana". En Variety, Jonathan Holland opinó que "fiel a la tradición de Hollywood, este emocionante thriller fantástico, sólido y con una buena realización técnica, transmite una confianza y una desenvoltura que no se había visto en el cine español desde Tesis de Alejandro Amenábar: el director muestra gran habilidad para mantener el interés con un ritmo vertiginoso y una fotografía atrevida que, pese a su parecido con los vídeos pop, es a ratos impresionante, como por ejemplo durante el inquietante clima de las imágenes que siguen al accidente de avión".

"Cuando yo tenía 10 años", le contó Juan Carlos Fresnadillo a Dolores Conquero, "chocaron dos Jumbos en el aeropuerto de Los Rodeos y murieron 576 personas. Ese mismo día, un rato antes, yo había pasado al lado del avión amarillo, intacto y enorme. Era un domingo. A la vuelta de nuestra excursión familiar tuvimos que parar en el aeropuerto y sentí la tragedia en off, el olor extraño que aún permanecía incluso horas después del accidente. Estoy tan obsesionado con ello que en la próxima película habrá también un accidente aéreo. Todo esto configuró el paisaje de la película, al igual que el Teide, la montaña que ha presidido mi vida".

Por otro lado, según explicó el director a Elsa Fernández-Santos, "tomé como referencia casos reales de algunas personas a quienes un golpe de fortuna inesperado acabó arruinando su vida. Investigué algunas historias, y más de una me llevó a conocer la desgracia de los que tienen un golpe de suerte fortuito, por ejemplo gentes que tras ganar una fortuna a la lotería entraron en un rosario de desastres personales". El coguionista Andrés Koppel (Friburgo, Alemania, 1964) escribió en el prólogo de la edición del guión (publicado por Ocho y Medio) que la teoría que les inspiró a ambos para escribir la historia era que "cuanto más quieres a una persona más influyes en su destino y más condicionas su suerte. Partiendo de esta base, ¿por qué no pensar que esta gente tiene el don de quitarles la suerte a los que quieren, a los que están cerca de ellos? Tu suerte les pertenece".

El argumento de Intacto reúne a varios enigmáticos personajes: Tomás (Leonardo Sbaraglia), único superviviente de un accidente aéreo, que tiene en su poder el botín del atraco a un banco; Federico (Eusebio Poncela), un agente de seguros maquiavélico que sobrevivió a un terremoto y que posee el don de quitarles la suerte a los demás; Sam (Max von Sydow), superviviente del Holocausto que vive encerrado en un casino-búnker construido en la ladera de lava del Teide; Sara (Mónica López), una policía atormentada por haber salido indemne del accidente de tráfico en el que murieron su esposo y su hija, y Alejandro (Antonio Dechent), un torero retirado que quiere volver a sentir la emoción de estar al borde de la muerte. "Es un thriller que va atravesando muchas etapas intermedias", expresó Fresnadillo en El Mundo: "Va de la oscuridad a la luz. Empieza con un accidente, sigue con una búsqueda y acaba con un enfrentamiento. Es una fábula oscura, un viaje iniciático y una película de carretera al mismo tiempo. Los géneros se mezclan y se confunden".

En Fotogramas, el crítico Antonio Trashorras se mostró de acuerdo con las opiniones del director: "Intacto es una obra densa y casi obsesiva en lo temático que, armada hasta los dientes de argucias argumentales, trasciende su naturaleza cerebral, su sensibilidad algebraica, logrando finalmente mantenerte absorto, enredado en su magníficamente elaborada anécdota". Y en Cinemanía, Carlos Marañón opinó que "Juan Carlos Fresnadillo había filmado 'como los ángeles' una fábula en tierra de nadie donde lo imaginario puede competir en igualdad de condiciones con lo real. Así, un filme que es un juego en sí mismo acaba condenando a muerte a la suerte gracias a una muy estudiada ambigüedad, la que se disputan los malos y los buenos, la luz y las tinieblas, la vida y la muerte. La misma ambigüedad que predispone todos los actos humanos y que llena de matices la suerte. Si es que existe".

Intacto obtuvo los premios Goya 2001 al mejor director novel y al mejor actor revelación (Leonardo Sbaraglia). Por su parte, los premios Sant Jordi y los del Círculo de Escritores Cinematográficos auparon a Juan Carlos Fresnadillo como el mejor director del año. En el festival de Fantasporto se consideró que Intacto era la mejor película. El montaje de Nacho Ruiz Capillas y el guión de Koppel y Fresnadillo fueron igualmente premiados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de abril de 2004